Onatex: la importancia de las empresas de confección textil para terceros

El sector de la moda es una de las muchas industrias importantes en el mundo que está repitiendo la práctica de la externalización, outsourcing o tercerización. Pero, ¿qué es con exactitud la confección textil para terceros?

Mediante la técnica del outsourcing o la externalización, una empresa textil puede contratar a trabajadores u otras compañías para que preste servicios sin establecer vínculos laborales. Dentro de estos destacan el corte y confección, asesoramiento en líneas de producción o sustento en determinadas etapas del proceso de producción.

Aunque la externalización todavía se ve con cierto escepticismo si se considera la industria textil y el tipo de empleo tradicional, las empresas del sector de la moda la utilizan cada vez con más frecuencia debido a sus muchas ventajas.

Industria textil: ¿por qué tercerizar operaciones?

Muchos factores influyen en la decisión de una empresa o taller de confección de  externalizar sus operaciones o parte de estas. Estas tareas necesarias, pero, a veces, menores en un contexto más amplio, se delegan a compañías especializadas cuando los recursos de la empresa son insuficientes o se requiere celeridad para determinadas etapas.

También se considera el outsourcing cuando se trata de tecnologías o mano de obra cualificada que la marca que contrata no tiene o no necesita constantemente, sino en determinadas colecciones que requieran algunos procesos puntuales.

Onatex: confección textil para terceros

La empresa textil Onatex está especializada en la producción de ropa para bebés, niños, hombres y mujeres. Sus pilares o valores incluyen ser un taller de confección respetuoso con el medio ambiente.

Por este motivo se esfuerzan de manera constante por conseguir cero residuos, sostenibilidad en todas las materias primas y una economía ética en la industria textil. En este sentido, se encarga de ofrecer una amplia gama de prendas con diversos tipos de costuras y acabados. Destaca el patronaje industrial, además de máquinas como la overlock, plana, baby overlock, ojal, engomado, y puntada invisible.

Usan, asimismo, numerosos tipos de tejidos como algodón 100% orgánico, combinaciones de algodón con elastano, algodón con poliéster, algodón con viscosa, poliéster, modal, coolmax, viscosa, tencel bambú y lycra.

Ventajas de la confección textil para terceros

Las empresas de confeccion textil que concede contrato de externalización de servicios permiten a la organización que la contrata reservar recursos para centrarse exclusivamente en su actividad principal.

Por ejemplo, aunque un negocio de la moda se centre en el diseño y la producción de ropa de mujer o de niños puede tercerizar el estampado o bordado con una empresa de estampación en lugar de construir toda una fábrica de serigrafía o máquinas de tejidos dentro del mismo negocio.

De igual forma, si se contrata a una empresa que ya es experta en algo, se podrá externalizar un servicio determinado y obtener una ventaja significativa en cuanto al calibre o calidad de la producción (o alguna etapa de esta) de la empresa contratante.

Igualmente, la externalización de algunos procesos o procedimientos de la producción puede suponer un ahorro de costes significativo para la organización a corto, medio y largo plazo. 

Con un servicio determinado y especializado, habrá menos desperdicio de productos, menos desgaste de maquinarias y no hay necesidad de contratar personal adicional en determinadas etapas de la confección.

Es decir, los costes asociados a los cambios de empleados o la compra de equipos, insumos o maquinarias serán menores. Los beneficios y el rendimiento de la inversión se materializan rápidamente.

Los elementos mencionados conducen a la optimización del tiempo. Las tareas asociadas al proceso productivo en una colección textil determinada se completan más rápidamente. Dicho de otra forma, el tiempo se utiliza más eficazmente y cualquier preocupación relacionada con un método en específico estará al cuidado de la empresa contratada que utiliza su área de especialización.

Por ende, al optimizar el tiempo, se reducen los precios o costes relacionados, se aumenta la calidad del producto y se apuesta plenamente por la especialización de la empresa.

Adicionalmente, se está promoviendo fuentes de empleo, se contribuye a la economía micro y macho y se mejora la producción en todos los sentidos.