MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

Los expertos de la plataforma digital para la mejora del hogar habitissimo ofrecieron este miércoles algunos consejos para utilizar el aire acondicionado este verano en sintonía con el medio ambiente y sin disparar la factura de la luz.

Explicaron que utilizar un aire acondicionado de 2.2 Kw durante seis horas puede tener un coste de 4,75 euros al día, que al final del mes suman 142,5 euros. Además, el uso del aire acondicionado puede provocar una mayor emisión de CO2 a la atmósfera, algo especialmente importante si se tiene en cuenta que en la actualidad existen cerca de 3.600 millones de equipos de aire acondicionado en uso en el mundo y se prevé que lleguen a ser 14.000 millones en 2050, según los datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En este contexto, la primera medida que propusieron los expertos de habitissimo fue «utilizar el aire acondicionado con conciencia», ya que por cada grado que se disminuye la temperatura el consumo de energía aumenta un 8%.

Por otro lado, advirtieron de la importancia de que las puertas y ventanas cierran bien para evitar que se escape aire de la casa. En este sentido, los profesionales de habitissimo recordaron que «tener un buen aislante en ventanas, puertas y techos es básico para conseguir un ahorro de energía superior al 30%».

Asimismo, sugirieron hacer un buen mantenimiento de los aparatos de aire pues, «si el filtro del aire está sucio, la presión del gas bajará ya que el aire no estará circulando como debería», señalaron.

Quizás también te interese:  La compañía de ciencia y tecnología Merck premia la investigación de estudiantes del CEU

Además, indicaron que para que aire acondicionado sea lo más respetuoso con el medio sin disparar el gasto, resulta «fundamental contar con aparatos eficientes». Los modelos con tecnología ‘inverter’, por ejemplo, evitan un mayor consumo de luz con los encendidos y apagados. Aunque aseguraron que lo más respetuosos con el medio ambiente es decantarse por aparatos que funcionan con energía solar o por los bioclimatizadores.

Por último, subrayaron que no por tener aire acondicionado se debe dejar de usar el ventilador, ya que es una medida más saludable y que puede ayudar si se hace un uso correcto del mismo. «Se debe aprovechar colocando el ventilador en la misma dirección en la que el viento entra a la habitación. En caso de que no haya corriente de aire y el ambiente esté muy húmedo, hay que colocar el ventilador soplando hacia una ventana abierta para que pueda mover el aire, para aumentar la eficiencia de este sistema» concluyeron.