– La Junta rebaja al 5,5% su previsión de crecimiento para 2022 por la guerra de Ucrania

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, pidió este jueves en el Foro de la Nueva Economía «ser cautos y prudentes» a la hora de tomar medidas de tipo fiscal en un momento como el actual para evitar que «dentro de seis meses tengamos que volver al punto de partida».

Así se expresó Velasco en este evento organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, donde advirtió de que «vivimos un momento económico complicadísimo como al que hacía años que no nos enfrentábamos».

De hecho, anunció que la Junta va a rebajar sus previsiones de crecimiento para 2021, que pasarán a situarse en el 5,5% frente al 7% previsto anteriormente. A este respecto, destacó que antes de la guerra de Ucrania dicha previsión «era realista ya que Andalucía tiene mayor capacidad de crecimiento que la media española».

Por ello, aunque aclaró que su posición es favorable a abordar bajadas de impuestos en «una situación de normalidad», añadió que ante la actual incertidumbre se debe evitar «la demagogia» proponiendo medidas como si fueran «una varita mágica».

Velasco hizo estas declaraciones justo al día siguiente de que el nuevo líder del PP y de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, presentará ante la cúpula de su partido una propuesta de bajada de impuestos a contribuyentes con ingresos anuales inferiores a 40.000 euros para amortiguar el impacto de la inflación.

De hecho, indicó que pese a que la guerra parece que «está encapsulada ya que los países limítrofes no han sufrido pérdidas considerables, puede ocurrir que en cualquier momento un error con un misil» provoque una mayor expansión del conflicto.

Quizás también te interese:  Feijóo promete encarar el "estancamiento económico" con "reformas, realismo y colaboración"

«Me encantaría que se parase cuanto antes para evitar que mueran personas inocentes y para dar estabilidad política a Europa para que la recuperación económica se consolide». A corto plazo, abogó por medidas fiscales que contribuyan a que no se propague la inflación por el conjunto de la economía con mucha rapidez.

En esta línea, no descartó que el Gobierno se «vea obligado» a seguir subvencionando el precio de los carburantes más allá del 30 de junio si la inflación sigue muy alta y señaló que dicha medida tiene un coste muy elevado en términos presupuestarios». «Hacer compatible una política con otra no es nada fácil», concluyó Velasco, quien retiró que «no es momento para experimentos».