MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El ministerio de Trabajo y Economía Social lanzó este jueves una nueva convocatoria de ayudas públicas, con un presupuesto de 10,4 millones de euros, para la promoción y el fomento del trabajo autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las empresas.

Según informó el departamento ministerial liderado por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, estas ayudas también tienen como objetivo contribuir a sufragar el funcionamiento de las asociaciones de trabajadores autónomos, cooperativas, sociedades laborales, empresas de inserción y otras entidades de la Economía Social.

En palabras de Díaz «este modelo productivo proporciona un crecimiento sostenible e inclusivo, combate la pobreza social y laboral, está comprometido con la preservación del medio ambiente a la vez que alienta el desarrollo local, regional y rural».

El abanico de posibles entidades beneficiarias de esta convocatoria incluye a asociaciones, fundaciones y universidades conectadas con la Economía Social.

«Respaldar este ecosistema económico supone estimular una economía que genera empleo de calidad, estable y, tal como ha quedado demostrado, más resistente frente a la crisis», señaló Díaz.

El Ministerio de Trabajo apuntó que las actuaciones que se fomentan «están dirigidas a impulsar la cultura del emprendimiento tanto desde el autoempleo, como mediante la constitución de sociedades cooperativas que actúen en campos relacionados con servicios asistenciales a la tercera edad, la mejora del medio ambiente, el desarrollo sostenible y la mejora de las condiciones de vida en el medio rural, pero también las relacionadas con el cooperativismo de viviendas y consumo».

Otras de las líneas de acción de estas ayudas son facilitar la incorporación al mercado de trabajo de personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social; y el fomento de la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

Quizás también te interese:  Economía del Arte Sonoro: Explorando la Intersección entre Sonido y Economía

También pueden optar a estas ayudas el desarrollo de planes para facilitar el relevo generacional y la incorporación al mercado de trabajo de las mujeres y de los colectivos con mayores dificultades de acceso como las personas jóvenes, las personas desempleadas de larga duración o mayores de 45 años. Asimismo, también podrán financiar acciones dirigidas a apoyar la digitalización y la sostenibilidad económica de las personas emprendedoras, autónomas o promotoras de la Economía Social.

Como novedad, en esta convocatoria se fomentan las actuaciones dirigidas a facilitar la mayor participación de las personas jóvenes en los órganos de decisión en las entidades y organizaciones representativas y el fomento del asociacionismo de personas jóvenes en entidades de la economía social y en el ámbito del trabajo autónomo.