Todos aquellos que se han visto inmersos en el proceso de compra o venta de una vivienda saben que es imposible realizar cualquiera de estas acciones sin hacer previamente una tasación inmobiliaria. Sin embargo, y como apuntan los profesionales, no en pocas ocasiones las personas ajenas a este mundo confunde las tasaciones de pisos con las valoraciones de pisos. Por eso, intentamos a continuación dar las claves que permitan diferenciarlas sin inducir a errores:

Las valoraciones inmobiliarias:

  • Requieren de un profesional especialmente formado para este fin.
  • Requieren de un determinado tiempo ya que se deben contemplar aspectos como la ubicación, el estado de conservación, la calidad y características, las posibles fallas estructurales, si existen gravámenes en la propiedad o la normativa urbanística.
  • Se presentan a través del correspondiente informe escrito, que además del valor de la propiedad incluirá los fundamentos o razones que condujeron a la determinación del valor de dicho inmueble.

Las tasaciones inmobiliarias:

  • Requieren de un profesional del sector inmobiliario con la experiencia y capacitación adecuados para tener en cuenta todos los aspectos clave involucrados durante el proceso.
  • Suelen ser requeridos en circunstancias puntuales como por ejemplo la compra o venta de un inmueble, la división de bienes, o una herencia.

Sin embargo, la principal diferencia entre las tasaciones de pisos y las valoraciones de pisos es que las primeras son una estimación del valor, mientras que las segundas son un informe detallado del valor del inmueble.

Quizás también te interese:  Descubre las Mejores Estrategias de Outbound Marketing para Pymes: Guía Completa para el Éxito Empresarial