El secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, aseguró este martes que, “con los ritmos que llevamos” de creación de empleo, “es muy difícil que en el primer semestre” de 2022 no se alcance la cifra de 20 millones de afiliados en términos desestacionalizados.

Así se expresó el secretario de Estado durante la rueda de prensa de presentación de los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social que fueron publicados este martes y que reflejan que los afiliados crecieron el pasado año, en términos desestacionalizados, en 777.160, cerrando el ejercicio en 19.842.427, lo que supone el nivel de afiliación más alto registrado en la serie y supera en 362.613 personas la cifra de ocupados de febrero de 2020, mes previo al inicio de la pandemia.

En este sentido, Israel Arrollo sostuvo que el crecimiento del empleo está siendo “saludable y sostenible” y defendió que “la recuperación que estamos viendo no tiene que ver solo con el crecimiento tras la pandemia”, ya que “estamos creciendo en sectores que no se vieron afectados” por la crisis sanitaria.

Asimismo, afirmó que “con la información disponible no hay nada que permita pensar que se está desviando la afiliación de lo contemplado en las previsiones”, aunque reconoció que “hay un cierto desacople” entre los datos de aumento del empleo y de crecimiento del producto interior bruto (PIB). “Esto es llamativo y muy inhabitual en nuestra historia reciente”, añadió Arroyo.

Por su parte, el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, auguró que, “si las previsiones se cumplen, 2022 puede ser un buen año para el empleo, sin perjuicio de que los factores estacionales jueguen su función”.

Quizás también te interese:  Potencia tu PYME con el uso estratégico de análisis de datos: ¡Descubre cómo hacerlo!

TEMPORALIDAD

En cuanto a la temporalidad, Pérez Rey señaló que el 10,9% de contratación indefinida en diciembre de 2021 “en perspectiva es un buen dato”, aunque no sea superior al 14% como el que se registró en noviembre. “Se sitúa por encima de lo que es habitual, pero esconde la enorme exposición a la temporalidad que sigue teniendo nuestro mercado de trabajo”, apuntó.

En esta línea, destacó que, desde que se aprobó la reforma laboral del PP en el año 2012, se han firmado en España casi 190 millones de contratos, de los que el 90,7% eran de carácter temporal, lo que, a su juicio, pone de relieve la “gran exposición” del mercado de trabajo español a la temporalidad.

Además, resaltó que la nueva reforma laboral ayudará a reducir el número de contratos y agregó que, en los últimos meses, gracias a la Inspección de Trabajo, cada vez más contratos temporales se han ido transformando en indefinidos.

El secretario de Estado de Empleo realizó también una valoración “muy positiva del año” en términos de empleo. En su opinión, es “un éxito” de los agentes sociales y de los partidos que han dado sustento al Gobierno. Por ello, se mostró “moderadamente satisfecho, sabiendo que el virus sigue entre nosotros y el peligro persiste”.

(SERVIMEDIA)