– Expertos de alto nivel presentan criterios mínimos en la Cumbre del Clima

MADRID/SHARM EL SHEIJ (EGIPTO), 08 (SERVIMEDIA)

El Grupo de Expertos de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre los compromisos de cero emisiones netas de entidades no estatales -empresas, fundamentalmente petroleras o energéticas; instituciones financieras, ciudades y regiones- presentó este martes su informe ante el secretario general de la ONU, António Guterres, durante la 27ª Cumbre del Clima (CO27), que se celebra en Sharm el Sheij (Egipto).

El informe aborda directamente el ‘greenwashing’ (‘lavado verde’ o ‘blanqueo ecológico’) y cuestiona las promesas de cero emisiones netas carentes de solidez, que amenazan con desvirtuar los esfuerzos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC respecto a los niveles preindustriales.

Cero emisiones netas de gases de efecto invernadero se refiere a que las que sean expulsadas a la atmosfera se compensen por las que absorban sumideros naturales como bosques u océanos.

Catherine McKenna, presidenta de ese Grupo de Expertos de Naciones Unidas, afirmó que el informe «facilita una hoja de ruta crucial para la integridad de los compromisos de neutralidad de carbono por parte de las entidades no estatales y en apoyo de una transición global y equitativa hacia un futuro sostenible*.

El informe es el resultado de consultas realizadas durante siete meses por los 17 expertos nombrados por Guterres y recoge 10 recomendaciones prácticas para aportar integridad, transparencia y responsabilidad a los compromisos adquiridos sobre la neutralidad de carbono gracias a unas normas y criterios claros.

«Tras consultar con cientos de expertos y organizaciones e incorporar los estudios científicos y las investigaciones más recientes, hemos trazado una hoja de ruta que va a dotar de la confianza necesaria y permitir que los compromisos de emisiones netas cero por parte de las grandes empresas, instituciones financieras, las ciudades y las regiones sean ambiciosos, transparentes y creíbles», declaró McKenna.

Quizás también te interese:  Cuenca acoge el tercer 'UFIL Demo Day', el mayor evento en Bioeconomía Forestal de España

«SIN TRAMPAS»

La presidenta del Grupo de Expertos añadió: «Se trata de reducir las emisiones reales sin trampas. Nuestra hoja de ruta proporciona unas normas y unos criterios claros que deben seguirse al desarrollar los compromisos de neutralidad de carbono. Al día de hoy, el planeta no puede permitirse más retrasos, excusas o blanqueo ecológico».

El informe solicita a las entidades no estatales que se comprometan a reducir inmediatamente las emisiones absolutas en toda su cadena de valor con objetivos a corto, medio y largo plazo basados en la ciencia.

Además, los planes de transición deben ser detallados y mostrar reducciones inmediatas de emisiones, y las inversiones de capital deben alinearse con esos objetivos y con la trayectoria de emisiones netas cero de la entidad no estatal.

Para evitar el falseamiento (o la manipulación) en la contabilidad climática y otras acciones diseñadas y eludir la necesidad de reducir las emisiones reales de forma rotunda, las entidades no estatales deben publicar el progreso realizado anualmente. Tanto los planes de transición como el informe anual de progreso, cuya información debe ser comparable con la de sus homólogos, debe ser verificado por un experto independiente.

LÍNEAS ROJAS

Asimismo, el informe del grupo de expertos determina nuevas líneas rojas para evitar el blanqueo ecológico. En concreto se recomienda a las entidades no estatales no declararse ‘cero neto’ mientras siguen construyendo o invirtiendo en combustibles fósiles, al tiempo que se consideran inadmisibles la deforestación y otras actividades destructivas para el medio ambiente.

También aconseja no comprar créditos baratos, que a menudo carecen de integridad, en lugar de reducir directamente sus propias emisiones en toda su cadena de valor. Los créditos de alta calidad solo deberían utilizarse para equilibrar las emisiones residuales una vez que una entidad no estatal cumpla sus objetivos a corto y medio plazo.

Quizás también te interese:  Abanca lanza su primer seguro propio de salud

Tampoco deberían centrarse en la reducción de la intensidad de sus emisiones en lugar de sus emisiones absolutas o tratar solo una parte de sus emisiones en lugar de tener en cuenta todas sus emisiones generadas a lo largo de su cadena de valor.

El informe recomienda no presionar a gobiernos y autoridades para desvirtuar sus políticas climáticas o la ambición de las mismas, ya sea directamente o a través de asociaciones de la industria, comerciales u otros organismos.

El informe también aconseja que, para tratar de forma eficiente el blanqueo ecológico y garantizar la igualdad de condiciones, se debería considerar la obligatoriedad de los criterios mínimos, es decir, pasar de iniciativas voluntarias al establecimiento de un marco obligatorio que regule la neutralidad de carbono para las grandes empresas e instituciones financieras.

Los expertos recomiendan comenzar con los emisores empresariales más grandes, a los que se debería exigir la verificación de sus compromisos y de sus informes de progreso que, a su vez, deberían requerirse anualmente.

Este informe llega en un año en el que el mundo se ha visto afectado por una crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania y por los efectos de fenómenos climáticos devastadores, como las inundaciones en Pakistán y la sequía en Estados Unidos.

«Si las empresas de combustibles fósiles creen que pueden aumentar su producción y simultáneamente mantener su compromiso de cero emisiones netas, se equivocan», sentenció Bill hare, miembro del grupo de expertos.

ACELERAR LA TRANSICIÓN

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, indicó que «acelerar la transición hacia las energías renovables» para proteger a los ciudadanos de las crisis actuales, como la energética y la de seguridad alimentaria, requiere de «una planificación sólida, fiable y transparente».

Quizás también te interese:  Más de 31 millones de españoles escuchan la radio con regularidad

«Animo a todos aquellos que se han comprometido con objetivos de emisiones netas cero, a adoptar las recomendaciones y así poder demostrar la integridad y seriedad de sus promesas», agregó.

Helena Viñes, consejera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), de España, apuntó que las ciudades, regiones y empresas del mundo en vías de desarrollo necesitan apoyo financiero, ayuda tecnológica y capacitación para desempeñar el papel que les corresponde en la transición a la neutralidad climática.

«Aquellas empresas e instituciones financieras, así como ciudades y regiones, que adopten nuestras recomendaciones serán las que liderarán la transición energética y contribuirán a su aceleración. Solo así nos aseguraremos de que todos aportamos nuestro grano de arena para reducir las emisiones y de que todas estas promesas voluntarias para alcanzar la neutralidad de carbono sean útiles».