MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

Un proyecto del Instituto de Bioeconomía de la Universidad de Valladolid (IB-UVA) sobre captura y reducción de CO2 ha sido el ganador de la ‘I Edición del Premio a la Investigación y la Innovación Tecnológica’ en el ámbito energético otorgado por Fundación Naturgy, con el apoyo y colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Según destacaron Fundación Naturgy y el CSIC en un comunicado, la propuesta galardonada, liderada por el investigador principal Ángel Martín Martínez, propone una tecnología innovadora en el ámbito de los procesos de captura y reducción de CO2.

El proyecto ‘CO2UP: Escalado del proceso de reducción hidrotermal de CO2 empleando biomasa como reductor sobre valorización de CO2’ recibirá una dotación de 100.000 euros, que permitirá al equipo investigador diseñar, construir y operar una planta piloto que incremente el nivel de desarrollo de la tecnología a ‘TRL=5’. Los investigadores podrán implementar así una tecnología innovadora en el ámbito de los procesos de captura y reducción de CO2, empleando compuestos derivados de la biomasa como agentes reductores.

La entrega del galardón tuvo lugar en Madrid en un acto en el que el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca, afirmó que, con esta nueva iniciativa, «Fundación Naturgy demuestra nuevamente su compromiso con el desarrollo de acciones encaminadas a acelerar la transición energética, ya que permitirá impulsar, con plenas garantías, la investigación y el desarrollo científico en el ámbito de la energía en España».

Por su parte, la presidenta del CSIC, Eloísa del Pino, sostuvo que «el premio es también testimonio del compromiso compartido de Fundación Naturgy y del CSIC de apoyar a la investigación avanzada enfocada en un nuevo modelo económico centrado en la producción renovable, la descarbonización y las bajas emisiones de gases de efecto invernadero».

Quizás también te interese:  El Ibex cede un 0,61% lastrado por la banca, aunque salva los 9.300 puntos

El jurado ha destacado la originalidad de la propuesta, cuyos resultados obtenidos a escala de laboratorio indican que se ha alcanzado un desarrollo suficiente para abordar de manera exitosa la prueba de concepto, que consistirá en el desarrollo a escala de una planta piloto durante los dos años de duración del proyecto. El jurado también ha puesto de relieve las capacidades y probada experiencia del grupo en los procesos de reducción de CO2, que garantizan la correcta ejecución del proyecto.

En su primera edición, la convocatoria de este premio ha recibido 18 propuestas elegibles, desarrolladas por 11 universidades, cinco institutos de investigación y dos fundaciones sin ánimo de lucro. Las propuestas han sido valoradas por una comisión científica, coordinada por el CSIC y un jurado de expertos.