MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

La patronal catalana Foment del Treball advirtió este miércoles del «debilitamiento de la economía» en lo que queda de año a tenor de su nuevo Informe de Coyuntura Económica correspondiente al segundo trimestre del año, que muestra un «comportamiento dispar» del PIB entre las principales economías mundiales.

Así se pronunció el secretario general adjunto de la patronal, Salvador Guillermo, en una rueda de prensa celebrada este miércoles. Explicó que las previsiones de los principales organismos internacionales apuntan a una moderación del crecimiento de la economía en 2023 que empiece en los últimos meses del año, con menos actividad comercial y una inflación menor pero aún en niveles «relativamente elevados», en un contexto de crecimiento del precio del petróleo que está siendo seguido muy de cerca también por las autoridades monetarias en este ciclo de endurecimiento de la política monetaria.

La economía española registró una desaceleración, en especial el consumo privado y las exportaciones, en este caso por el menor dinamismo de la economía europea, que es el destino principal de las ventas al exterior españolas y catalanas.

Se redujo la aportación de la demanda exterior, con un «estancamiento de la industria» y una desaceleración de los servicios. En Cataluña, no obstante, subieron los servicios y la industria, apuntaron desde Foment.

El empleo muestra crecimiento, pero irá moderándose en los próximos meses, con una tasa de paro estable. La CEOE, a la que pertenece Foment, prevé un 12,5% en 2023 y un 12,4% en 2024.

La tendencia de la inflación general es descendente, aunque la subyacente aún permanece en niveles elevados. La inflación registrará aumentos apreciables hasta diciembre, debido a la bajada del precio de los productos energéticos a finales de 2022, según Foment.

Quizás también te interese:  El Gobierno aprueba un proyecto de ley para facilitar el acceso a la información financiera

Esto no implicará un repunte permanente, ya que en 2024 ese efecto se habrá diluido. Según la CEOE, se espera que el año cierre con un IPC del 4,8%, mientras que para el próximo año la previsión es del 2,1%

En cuanto a las finanzas públicas, los ingresos por recaudación aumentaron debido al incremento de las rentas nominales por la inflación. El debilitamiento de la economía se verá reflejado en una menor recaudación, como por ejemplo el IVA, y los ajustes que deban realizarse en relación con el déficit público tendrán que venir del lado del gasto y no de los ingresos, concluyeron en la sede de Fomento.

El desempeño español se producirá en un contexto en el que Estados Unidos mantuvo un crecimiento estable en el segundo trimestre, mientras que en China se moderó «sustancialmente» la actividad.

Por su parte, Alemania registró una variación nula del PIB después de la recesión técnica en los dos trimestres anteriores. La economía de Francia repuntó, y también la de Japón, pero se contrajo la de Italia.

En conjunto, la tasa de crecimiento del PIB de la UE bajó a 0 y la de la eurozona se mantuvo. El Reino Unido permaneció «estancado» desde el segundo trimestre de 2022, según este informe.