MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, juzgó este miércoles como «correcta» la renuncia de Antonio Cabrales como consejero del Banco de España a las pocas horas de ser nombrado y señaló el desconocimiento de «algunos antecedentes que para mucha gente son incompatibles con formar parte de un organismo».

En el marco de su visita al recinto del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, tras visitar la Casa Ronald McDonald, un alojamiento gratuito de la fundación infantil que lleva el mismo nombre, el líder de los populares respondió así a la prensa sobre la renuncia de Cabrales a las pocas horas de ser nombrado.

Algunos medios lo han relacionado con las informaciones que apuntan que Cabrales figuraba en una lista de firmantes en 2018 en defensa de la exconsejera de la Generalitat de Cataluña con Carles Puigdemont Clara Ponsatí, así como del exconsejero con Artur Mas Andreu Mas-Colell.

Feijóo reconoció la «formación incuestionable» de Cabrales, catedrático de la Universidad Carlos III propuesto por el PP y acordado con el Gobierno, y destacó que cumple los requisitos desde el punto de vista académico.

Mientras, valoró que su renuncia se ha producido «inmediatamente cuando se tuvo conocimiento» en alusión a las informaciones políticas, «desconociendo exactamente algunos antecedentes que para mucha gente son incompatibles con formar parte de un organismo del Estado».

Feijóo resaltó que el propio Cabrales entendía que «no quería en ningún caso producir con su presencia tensiones» en el consejo del Banco de España y le parece «correcta» su decisión.

Gobierno y PP habían acordado, como suele ser tradición, el nombramiento de dos consejeros, Cabrales y Judith Arnal, exjefa de gabinete de la vicepresidenta Nadia Calviño, para cubrir las vacantes que dejaron Fernando Eguidazu y Carmen Alonso tras expirar su mandato de seis años.

Quizás también te interese:  El INE rebaja la subida definitiva del IPC de octubre al 5,4%, una décima menos de su estimación inicial

Con la renuncia de Cabrales, vuelve a quedar vacante un puesto en el consejo del Banco de España que sería de la cuota del PP.