– La JUR apela a disponer de la «flexibilidad necesaria» para ejecutar un banco

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Anneli Tuominen, miembro del Consejo de Supervisión del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) en el Banco Central Europeo (BCE), reclamó este martes a la banca «planes creíbles» ante posibles problemas de devolución de préstamos, así como una «buena estructura de gobierno».

Así lo dijo Tuominen durante su intervención en el encuentro anual sobre el sector bancario que organiza el Iese y en el que también participaron el máximo responsable de la Junta Única de Resolución (JUR), Dominique Laboureix, y el exvicepresidente del BCE Vítor Constâncio.

Tuominen, como miembro del MUS y del BCE, comentó que los bancos «deben contar con planes creíbles» para enfrentarse «de manera flexible» a problemas derivados de su financiación. «Hemos animado a los bancos a mejorar la calibración, la validación de sus modelos para poder cerciorarnos de que estos modelos reflejan la devolución de préstamos y sus comportamientos en relación con los depósitos para encajar mejor con el momento actual», apuntó, tras recordar la quiebra de Silicon Valley Bank (SVB) y el posible problema de falta de diversificación en las fuentes de financiación.

Consideró que las quiebras bancarias y el rescate de Credit Suisse «no es razón para hacer un gran cambio regulador de la noche a la mañana» y en su lugar apostó por completar la unión bancaria y aplicar las herramientas «con rapidez». Apuntó que el nivel de capital de los bancos europeos es «el correcto».

Por su parte, el máximo responsable de la JUR apostó por la «flexibilidad necesaria para ejecutar un banco» en un momento dado y puso el ejemplo del Banco Popular, que fue comprado por el Santander.

Quizás también te interese:  Economía de la Realidad Virtual en la Terapia: Aplicaciones y Efectividad

También defendió desarrollar inspecciones ‘in situ’ para conocer «si los bancos están preparados para afrontar riesgos de quiebras».

Por otra parte, Tuominen destacó que la exposición bancaria a criptoactivos es «bastante reducida» y que el BCE llevará a cabo este año «estrés test ciber» para analizar cómo contener el impacto de ataques cibernéticos.

Por su lado, Vítor Constâncio, que fue vicepresidente del BCE, advirtió de que la senda de subida de tipos de interés puede dar lugar a «problemas en la estabilidad financiera en los mercados», y consideró que la tendencia de medio plazo de la inflación será «algo superior al 2%», resaltando que «la conversación acerca de pasar a un 3% se está dando» en Estados Unidos.