MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Deutsche Bank calcula que España cerrará este año con un incremento del PIB del 4,6% y de un 0,8% en 2023, según las últimas previsiones publicadas este miércoles por la entidad financiera.

El Gobierno español ha pronosticado un alza de la economía nacional este 2022 del 4,4%, mientras que el Banco de España la ha situado en el 4,5% y el Fondo Monetario Internacional en el 4,3%. Para 2023, el Ejecutivo de Pedro Sánchez espera un avance del PIB del 2,1%, el Banco de España del 1,4% y el FMI del 1,2%.

Los analistas de Deutsche Bank señalan en su informe que tras un primer semestre de fuerte crecimiento, la actividad económica española muestra una paulatina moderación en los últimos meses del año.

«La subida de los precios de la energía y los alimentos frena la capacidad de consumo de las familias, reduciendo su confianza sobre el futuro. Otros indicadores como las ventas minoristas, la producción industrial o la matriculación de automóviles muestran también esta desaceleración», añaden.

La firma germana afirma que al igual que en el resto de la economía mundial, los últimos indicadores de actividad de la economía española «apuntan a una paulatina desaceleración en los últimos meses del año, una tendencia que se profundizaría durante los meses de invierno y que se espera se mantenga hasta mediados del año 2023».

A su juicio, la pérdida acumulada del poder adquisitivo de las familias, la crisis energética, el debilitamiento previsto de la actividad de los principales socios comerciales (menos turismo, menos exportaciones de bienes industriales), las subidas acumuladas de los tipos de interés y la incertidumbre económica y política (hay elecciones municipales y autonómicas en mayo y generales en diciembre de 2023) pesarían sobre el ánimo de empresas y familias.

Quizás también te interese:  El Banco de España no espera que la bolsa de ahorro de los hogares impulse significativamente el gasto en los próximos meses

A favor de un mejor comportamiento relativo de la economía española que el resto de la Eurozona, creen que estaría «el menor miedo a un corte en el suministro de gas, dada la menor dependencia de la economía española del suministro del gas ruso».

«Todos estos factores nos hacen esperar un crecimiento del PIB en 2023 del 0,8%, una cifra superior a la media europea (previsión crecimiento del PIB de la Eurozona en 2023: 0,3%) pero que se sitúa bastante por debajo de las previsiones incluidas en el Proyecto de Presupuestos presentado recientemente por el Gobierno español (2,1%)», agrega el estudio.