MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, afirmó este miércoles que tiene que trabajar «bien» con la banca las medidas para hipotecados con el fin de evitar «efectos indeseables» como «contener» el pago de la cuota unos meses y posteriormente ver «un salto muy importante».

En una entrevista en TVE recogida por Servimedia, Calviño incidió en que «técnicamente tenemos que aquilatarlo bien» para evitar dichos efectos y que no se haya hecho «un pan como unas tortas».

La vicepresidenta explicó que se están trabajando distintas medidas, unas «complementarias» para los hipotecados vulnerables a través del Código de Buenas Prácticas, y otras nuevas para las familias de clase media que se puedan ver en riesgo de vulnerabilidad. El objetivo es «que se pueda establecer una cuota más baja» y «aplanar la curva» de subida de los tipos de interés.

«Son muchas las cuestiones que están todavía abiertas, estamos intensamente trabajando para poder tener un acuerdo cuanto antes», añadió. Calviño insistió en que quiere que el paquete esté en vigor el 1 de enero de 2023 y que se ha dado esta semana con la banca para alcanzar un acuerdo.

Por otra parte, preguntada por las medidas para paliar el impacto de la inflación como la bonificación de los carburantes y la bajada del IVA en la factura del gas y la electricidad, Calviño manifestó que se está estudiando si continuarán el próximo año en los mismos términos que ahora y en el caso de la bonificación apuntó que «lo deseable» es «restringir» esta medida al ámbito profesional.

Quizás también te interese:  La capacidad de financiación de la economía española fue de 1.400 millones en junio