MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz; la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y el portavoz de Más País en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, coincidieron este martes en exigir a los bancos más compromiso que el que han mostrado en el acuerdo sobre hipotecas que alcanzaron ayer con el Gobierno y hoy sancionado en el Consejo de Ministros.

Preguntada al respecto a su llegada a la Fiscalía para la firma del convenio para la investigación de delitos contra la vida, la salud y la integridad física de los trabajadores, Díaz dijo que «cualquier medida que mejore la vida de las familias españolas es positiva», pero cuantificó en 8.000 millones los beneficios de las entidades financieras desde la subida del euríbor para preguntarse y responderse didácticamente.

«¿Las medidas sirven para que repartamos las cargas de la crisis? Humildemente creo que no», comenzó, constatando que el acuerdo se limita a alargar los plazos de pago de las hipotecas.

«¿Es lo que defendemos desde Unidas Podemos? No. ¿Es un paso adelante? Es un pequeño paso. ¿Las entidades financieras se comprometen con su país o hacen un pequeño esfuerzo? No», prosiguió, sentenciando que la solución es «sustancialmente mejorable».

Por su parte, Belarra, que se está incorporando poco a poco a sus tareas gubernamentales desde su baja de maternidad, utilizó Twitter para hacer un diagnóstico similar en nombre de Podemos, no de todo el espacio confederal, en la línea en la que ya se pronunció en declaraciones en los pasillos del Congreso el diputado Rafael Mayoral.

Quizás también te interese:  Gestiona todos los procesos de tu negocio con la mejor asesoría en línea

«Hoy el Consejo de Ministros aprueba medidas para rebajar la carga hipotecaria de las familias más vulnerables. Desde Podemos vamos a seguir proponiendo medidas más ambiciosas y obligatorias para la banca que nos permitan apoyar a todas las familias. En materia de vivienda queda mucho por hacer», publicó Belarra.

Por su parte, Errejón, también a través de Twitter, dictaminó que las medidas tienen que ser de límites obligados, como había hecho Mayoral: «La escalada de precios de la luz no se frenó confiando en la bondad de las eléctricas sino imponiéndoles un tope. Del mismo modo, la escalada de las hipotecas no se frenará si depende de la banca. Este Gobierno debería ya saberlo».