– Según un estudio del Banco de España, que también revela que el 29% de los mayores de 74 años no tenía tarjeta

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

Un estudio del Banco de España muestra que en 2020 se registraban algunos grupos de población con un acceso limitado a las tarjetas bancarias y alrededor de un 20% de los hogares con menor nivel educativo no tenía o no la usaba.

Así se desprende del artículo que analiza la heterogeneidad en el uso de los medios de pago y la banca online entre 2002 y 2020 y que se basa en datos desagregados de la Encuesta Financiera de las Familias que realiza el organismo.

El estudio muestra que en 2002 la tenencia de tarjetas de débito o de crédito era de un 65% para el total de los hogares, porcentaje que ha alcanzado el 91% en 2020. Además, un 92% de quienes la poseían la usaban habitualmente ya en 2002, porcentaje que ha subido al 98% en 2022.

Por grupos o características de los hogares, se observan diferencias importantes que se han reducido en el tiempo. Así, por ejemplo, entre 2002 y 2020 se observó un aumento considerable en la tenencia de tarjetas bancarias entre los colectivos con más edad, menor nivel educativo o menos recursos.

Pese a este avance, en torno a 1.760.000 hogares con menor nivel educativo no disponían de este medio de pago o teniéndolo no lo utilizaban. Este porcentaje aumenta hasta el 29% en el caso de hogares en el cuartil inferior de la distribución de la renta, es decir, los que tienen menos recursos.

Quizás también te interese:  Santalucía incrementa su participación en Unicaja Banco y alcanza el 5%

Asimismo, el 33% de los hogares cuyo cabeza de familia nació en torno a 1940 no tenía tarjeta, el 29% de los mayores de 74 años tampoco la poseía en 2020, así como el 17% de las familias en las que el cabeza no tenía una educación superior al Bachillerato y el 25% de las que tienen rentas más bajas.

El informe indica que, en 2020, cerca de 1.590.000 hogares españoles ni tenían tarjeta ni usaban la banca online.

En cuanto a los que sí tenían y usaban la tarjeta, la cuantía gastada al mes ha aumentado en términos reales en torno a un 50% entre 2002 y 2020 para todos los grupos educativos. El gasto realizado mediante tarjeta bancaria ha pasado de constituir un 10% de la renta mensual en 2002, aproximadamente, a suponer en torno a un 16% de aquella en 2020.

Otra de las conclusiones es que en los 18 años analizados ha aumentado el uso de la banca digital, aunque tampoco ha sido homogéneo, puesto que en 2020 el 80% de los hogares cuyo cabeza de familia nació después de 1974 utilizó la banca online, porcentaje que se reduce al 35% para los nacidos antes de 1950.

En base a estos datos, el Banco de España explica que determinados colectivos dentro de la población española «aún no estarían en condiciones de usar con regularidad» las tarjetas bancarias y la banca online por la falta de competencias digitales y por la existencia de algunas barreras para adquirirlas.