MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, asegura que el impuesto extraordinario a la banca que ha aprobado el Gobierno es «contraproducente» porque daña a la inversión y al crecimiento económico.

En una entrevista concedida al medio digital ‘Ethic’, Torres señala que «un impuesto adicional a la banca es contraproducente», y «la evidencia internacional confirma que los impuestos a la banca acaban teniendo un efecto negativo sobre la inversión, conducen a un menor crecimiento económico y la recaudación de impuestos queda por debajo de lo esperado».

«En momentos de elevada incertidumbre como el actual, debemos remar todos en la misma dirección para que la economía crezca», afirma el responsable de BBVA.

Sobre la guerra de Ucrania, asegura que la invasión «es una tragedia» que «puede implicar cambios muy importantes en el orden mundial».

«Los distintos bloques buscarán mucha más independencia en energía, claramente, pero también más autonomía estratégica en todo aquello que se considera relevante: tecnología y software, datos, alimentos, materias primas… Y eso va a implicar menos comercio mundial. Esta guerra nos obliga a abordar con mayor decisión y ambición la descarbonización de la economía en Europa».

Sobre el riesgo de recesión, cree que el contexto es muy difícil, «quizá el más desafiante en los últimos años en todos los planos». «Nos enfrentamos a cuestiones que añaden mucha incertidumbre; sobre todo por la inflación, que es muy elevada en materias primas y en energía», agrega.

«Llevamos mucho tiempo con una inflación muy alta, lo que está empujando a los bancos centrales a subir los tipos de interés de una manera muy agresiva. Es lo que tienen que hacer para anclar las expectativas de inflación, pero eso necesariamente va a tener un impacto en el crecimiento económico. Estamos viendo cómo se empieza a desacelerar y las previsiones son ahora mucho más bajas que las que teníamos hace unos meses, incluso con previsión de crecimiento negativo en algunos trimestres, tanto en Estados Unidos como en Europa. La incertidumbre tiene que ver con cuánto y durante cuánto tiempo deben subir los tipos para anclar las expectativas y con el parón económico que va a suponer. Caminamos hacia una desaceleración debido al impacto de la guerra».

Quizás también te interese:  Cáritas propone la economía social como un modelo de crecimiento con impacto positivo en las personas y en el planeta

Respecto al impacto de la guerra en el BBVA, asegura que su estrategia basada en la digitalización, la innovación y la sostenibilidad se ha visto reforzada. «Si la pandemia reforzó la digitalización, la guerra evidencia la necesidad de avanzar de manera más decidida hacia la descarbonización», subraya el banquero.

El ejecutivo cree que el contexto complicado actual va a acelerar el ‘Green Deal’. «A corto plazo, es cierto que tenemos que tomar medidas que parecen pasos atrás, porque necesitamos atravesar esta coyuntura en estos meses. Pero ya se están tomando medidas y poniendo planes en marcha que aceleran la movilización masiva de capital hacia la eficiencia energética y la reducción de nuestro consumo, y para invertir en fuentes de energía que no tienen emisiones. Si miramos a España, encontramos una gran ventaja, el recurso energético renovable del futuro: el viento y el sol. Tenemos el nuevo petróleo y podemos ser exportadores de energía a Europa».