Estados Unidos ya no piensa en subidas de interés: Durante todo el año pasado se especulaba con la posibilidad de que