– Mantienen la tasa de inflación estimada para 2023 en el 5%

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas de España (CGE) estima que la economía española creció un 5% en 2022, frente al 4,4% que calculó en diciembre, y sostiene que se expandirá otro 1,5% en 2023, a diferencia del 1% que previó en su último informe.

El informe divulgado este lunes por el organismo califica de «excelente noticia» esta revisión al alza, sobre todo porque «no era predecible después del verano, cuando la recesión técnica era muy probable para el cuarto trimestre».

El «auge» de las exportaciones contribuyó «muy significativamente» al crecimiento de 2022, ya que superó el 40% del total de ingresos de la economía española. La evolución del mercado de trabajo también ha sido un factor importante a juicio del Consejo, que reconoce que la reforma laboral «está respondiendo bien», con 285.000 parados menos a lo largo del año.

«Es cierto que no se ha confirmado la recesión, pero las cifras oficiales atestiguan que sí se ha producido cierta desaceleración, y esto, en un contexto de incremento de la deuda pública, sin terminar de controlar los efectos de la inflación y aún pendientes de ver los efectos definitivos de los fondos Next Generation, nos está indicando que no podemos conformarnos con cifras coyunturales de empleo y de crecimiento esperado: un débil 1,5% para 2023», declaró el presidente del CGE, Valentín Pich.

Pich afirmó así que España está «en condiciones de superar las propias previsiones oficiales». Sin embargo, advirtió de que todavía existe «un riesgo latente de que todo se quede en una situación transitoria de lo que pudo ser pero no fue» si no se llevan a cabo reformas «más audaces».

Quizás también te interese:  Economía de la Creatividad: El Impacto de las Industrias Culturales

INFLACIÓN Y DEUDA

Asimismo, el Consejo mantiene su previsión media del índice de precios al consumo (IPC) de 2023 en el 5%, a pesar de las revisiones en crecimiento económico. En este escenario, apuesta por que la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) prosiga por la senda de subidas de tipos de interés hasta que se consiga controlar la inflación. Así, vaticina que subirá «al menos medio punto si no cambian las condiciones vigentes».

En términos de deuda, prevé que cerrará 2022 en el 113%, con un déficit público de en torno al 4,9%.