– Calculan que el déficit en 2023 sea de entre el 3,8% y el 4% del PIB

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas (CGE) aseguró este viernes que mantiene su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España en el 2,3% para 2023, mientras que espera que el paro se sitúe, al término de este año, en el entorno del 11,8%.

En sus previsiones, el CGE explica que «a pesar de que la incertidumbre en relación con la evolución de la economía se mantiene, la recesión parece que se va a alejando de la zona Euro, aunque algunos países de nuestro entorno han tenido un crecimiento en tasa interanual muy tímido en el segundo trimestre».

Pone el ejemplo de Italia (0,6%), Francia (0,9%) y Reino Unido (0,4%), e incluso negativo como es el caso de Alemania (-0,10 %), mientras que el incremento del PIB español ha sido del 1,8%.

Asimismo, subraya la pérdida de «impulso» del sector industrial y servicios en la eurozona y en España, así como el hecho de que, pese al «buen comportamiento» del turismo, todavía no se hayan superado todos los indicadores prepandemia.

En cuanto a la inflación, el CGE resalta que España se situó en agosto 2,7 puntos por debajo de la media de la eurozona, pese a que el alza de precios escaló hasta el 2,6%, consecuencia del incremento del coste de los carburantes y de la energía. Por el contrario, muestra su preocupación por el hecho de que la inflación subyacente de España siga por encima de la media de la eurozona y se sitúe en el 6,1%.

Quizás también te interese:  El Banco de España pide a las empresas "compromisos explícitos de moderación" de los márgenes

«Estas altas tasas de inflación en la mayoría de los países de la zona euro tendrán probablemente como consecuencia una nueva subida de los tipos de interés, al menos un cuarto de punto, hasta el 4,5 %, con objeto conseguir la estabilidad de los precios y devolver la inflación a los niveles objetivo del 2%», añaden los economistas.

No obstante, el CGE matiza que «pudiera ser que estas subidas de tipos estén en su recta final», algo que también comentó este jueves el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

En cuanto al mercado laboral, explica que las cifras de desempleados mantienen un descenso desde el mes de enero de este año, «y se espera que los efectos de la finalización de la temporada turística en el empleo se vean compensados con otros sectores como la educación. Por ello mantenemos nuestra estimación a final de año en el 11,8%».

Con respecto a la deuda de las Administraciones Públicas, según información del Banco de España, ascendió en junio a 1.56 billones, el 113,1% del PIB. A juicio de los economistas, a final de año, si se cumple la previsión de crecimiento del PIB del 2,3%, la deuda suponga el 110,5% del PIB.

En este sentido, el CGE señala que ha revisado a la baja la estimación del déficit, que, en su opinión, se situará a final de este año entre el 3,8% y el 4% del PIB. «No obstante, preocupa el efecto que sobre el mismo pudiera tener el aumento de los gastos financieros derivados del incremento de la deuda pública en términos absolutos y de los tipos de interés, así como el impacto que el envejecimiento de la población pudiera tener en la evolución de las pensiones», abunda.

Quizás también te interese:  Abanca lanza su primer seguro propio de salud

Por último, avisa de que el reparto de los fondos europeos se está «dilatando» por el retaso en la aprobación y ejecución de los proyectos que incluso pueden poner en peligro la concesión de las ayudas. «Parece que este año se ha ejecutado menos del 60% de los fondos concedidos, por lo que se espera que en 2024 se aceleren y lleguen los fondos a las empresas, más cuando el Gobierno de España ya ha solicitado el cuarto pago de los fondos Next Generation EU, unos 10.000 millones de euros», zanja.