La exportación de jamones curados y paletas españoles aumentó en un 14,1% hasta el tercer trimestre de este año, periodo en el que se exportó más de 36.600 toneladas por un importe superior a los 364 millones de euros, un 15,5% más respecto a los primeros nueves meses del año anterior.

Así lo recogen las últimas cifras divulgadas este jueves por el Consorcio del Jamón Serrano Español (CJSE), que observó un crecimiento del 1,24% en el precio medio del jamón durante este periodo, que se situó en los 9,93 euros de media.

“La reanimación del consumo en casi todos los mercados estratégicos ha provocado que, durante el trascurso de los nueve primeros meses del año, las exportaciones de jamón curado hayan seguido recuperándose paulatinamente, hasta volver, en general, a los niveles pre-Covid e, incluso, pudiendo superarlos”, explicó el director de Marketing y Promoción del CJSE, Carlos del Hoyo.

En cifras globales, los países de la Unión Europea importaron un total de 26.628,93 toneladas durante este periodo, mientras que el resto de países registraron un volumen de 10.015,88 toneldas. Así, la Unión Europea ocupa el 72,7% de las exportaciones de jamón curado español, frente al 27,3% restante que corresponde a países de fuera de Europa.

Dentro de la Unión Europea, los principales destinos para el jamón serrano son Francia y Alemania, que han visto aumentar su valor en un 10,59% y un 0,07%, y aglutinan más del 50% de las exportaciones de este producto; seguidos de Portugal e Italia.

Por su parte, los mercados que han incrementado en mayor medida el valor de sus exportaciones durante el primer semestre de 2021 fueron Bélgica, en un 1981%; Italia, en un 14,99%; y Holanda, en un 14,35%.

Quizás también te interese:  Descubre los principales desafíos del Norte y el Sur en el Nuevo Orden Económico Internacional: Teoría y práctica

En el resto del mundo, el crecimiento más importante en términos de valor se registró en Chile, en un 107,75%, seguido de China, en un 103,45%. El país asiático, además, se alza como el mercado con los precios más altos con 16,64 euros por kilogramo, a pesar de haber disminuido en un 17,26%.

(SERVIMEDIA)