– Compañías como Mccann Worldgroup han creado herramientas como Meaningful Talent Brands para desarrollar proyectos en torno a la conexión emocional de los empleados y las organizaciones

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

La pandemia y el impacto de la misma en el mundo del trabajo han evidenciado la importancia del talento en las organizaciones invitando a estas a repensar su relación con sus empleados.

‘La gran renuncia’, movimiento que se originó en EEUU, impactó a cerca de 4 millones de profesionales de diversos sectores y niveles que han renunciado a sus trabajos por encontrar una vida laboral con mayor significado. Un fenómeno que progresivamente está alcanzando otras geografías, como Europa.

En paralelo, y según un reciente informe elaborado por CapGemini y Randstad /CEOE, una de las ‘#Top3’ grandes preocupaciones de los CEO de cara a 2023 es la falta de talento. A nivel mundial, existe una brecha del 54% entre la demanda y la oferta de talento digital, lo que obstaculiza de forma crítica el necesario proceso de transformación de las marcas.

En España, el 72% de los CEO consideran la escasez de talento como el problema ‘#1’ en las empresas españolas, y el 41% de ellos entiende que en 2023 será mucho más difícil cubrir una vacante que en 2022. Asimismo, el 42% de ellos considera la fidelización de talento como el #1 reto de las empresas españolas.

Por ello, las compañías están replanteando su estrategia de personas y talento, otorgando al empleado un valor incuestionable y dando más relevancia que nunca a la relación y vínculo emocional que se establece entre organización, marca empleadora y profesional.

Hoy las personas no aspiran a una mera relación transaccional con la empresa a la que se unen, su expectativa es establecer vínculos emocionales con la organización y la marca; una conexión que trasciende con mucho a la retribución económica… Los profesionales desean desarrollarse en compañías cuyos principios encajan con los suyos propios y donde su propósito vital y profesional hace «match» con el propósito de la empresa.

Quizás también te interese:  ¿Cómo obtener la residencia fiscal en Siria: guía paso a paso y requisitos clave 2022

Se sabe que la marca es el intangible con más valor de una compañía. Es un elemento que genera admiración, tanto para clientes externos como para los propios empleados. Por eso ya no es suficiente trabajar en la fidelización del público externo. Hoy en día, las organizaciones deben apostar por enamorar a sus colaboradores, convirtiéndoles en verdaderos influencers y prescriptores, auténticos embajadores de las marcas para las que trabajan y en las que creen. Este vínculo emocional entre talento, marca y organización genera un impacto directo en los resultados de negocio. Tener a un equipo vinculado profesional y emocionalmente con la organización, es sinónimo de productividad, compromiso y reputación.

Según Harvard Business Review, 9 de cada 10 personas están dispuestas a renunciar a un porcentaje de su salario por obtener un trabajo con un propósito, que les haga sentir que su desempeño tiene un significado en la organización que trabajan.

La atracción que el candidato experimenta hacia la marca durante el proceso de selección, no solo no debe diluirse, sino que creando una relación emocional se estará provocando una conexión sólida y positiva entre empresa y empleado.

El nuevo contexto hace que el talento se haya convertido en un público prioritario para las organizaciones y sus CEOS, por tanto, los departamentos de Personas deben priorizar con urgencia su estrategia de Employee Experience (EX), Employer Branding, atracción de talento y una propuesta de valor al empleado coherente, relevante y diferencial.

Ahora mismo, perder un empleado tiene un impacto en costes superior al de hace unos años, situándose -según las estimaciones del mercado- en torno a los 4.000 euros, lo que supone un gasto realmente importante. Por eso debemos tener muy presente que 9 de cada 10 empleados a nivel mundial consideran que la EX será una prioridad en los próximos 3 años (según Willis Towers Watson) o que los empleados satisfechos con la experiencia en su empresa tienen un 69% más de probabilidad de alcanzar un alto rendimiento, y un 89% mayor probabilidad de quedarse (según Gartner).

Quizás también te interese:  El metaverso irrumpe en el mundo de los negocios, según un estudio de BeConfluence

En este contexto, compañías como McCann Worldgroup, han decidido sumar todo su expertise poniéndolo al servicio del mundo del talento, al contar con todas las capacidades y skills necesarias para desarrollar proyectos en torno a la conexión emocional de los empleados y las organizaciones.

Meaningful Talent Brands es un nuevo producto integrado con todas las disciplinas del grupo. Una solución para dar respuesta a los principales retos que hoy tienen las organizaciones para establecer, potenciar y consolidar esa relación emocional entre marca-organización y talento interno y externo, combinando estrategia, data analytics y creatividad.

Meaningful Talent Brands es la solución creada por McCann Worldgroup para ayudar a sus clientes a crear una marca empleadora, a través de un propósito significativo para los empleados. Una solución que permitirá dotar de personalidad a la marca empleadora para diferenciar a la organización en su estrategia de captación de talento.

La herramienta incorpora un proceso que permite trabajar de manera diferencial los planes de comunicación para la atracción de talento mientras en paralelo define las palancas necesarias para convertir al empleado en embajador de marca, entendiendo su vinculación con la compañía. Esta propuesta de valor permitirá que las organizaciones identifiquen acciones concretas para aumentar el engagement con el empleado.

Asimismo, permite diseñar estrategias de Talent loyalty, a través de planes relacionales internos donde optimizamos los canales de comunicación para que los mensajes lleguen e impacten en las personas, trabajando la coherencia que la marca proyecta a nivel interno.