MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

La presidenta de Fiare Banca Ética, Anna Fassano, destaca el reto de «cambiar las finanzas» para lograr soluciones a los retos del futuro y, a través de las finanzas cooperativistas, aportar financiación a empresas que tengan compromiso medioambiental, social o de buen gobierno.

Fassano destacó la labor que realiza la banca ética para «a través de la economía cambiar la sociedad y generar impacto social y ambiental positivo». Para ello, indicó que «el reto es cambiar las finanzas» y, a través de ellas, «afrontar y dar soluciones a los retos del futuro».

Asimismo, la presidenta de Fiare resaltó una diferencia de la banca ética con respecto a la tradicional, como es la selección de clientes, pues solo aceptan trabajar con empresas que «tengan valores y principios». Para ello, explicó que realizan una evaluación con indicadores socioambientales de cada compañía antes de aceptar trabajar con ellos. Asimismo, destaca el compromiso que hace el cooperativismo «a favor de las personas más vulnerables, al ser la economía social más resiliente que las finanzas especulativas».

«La solidaridad y la igualdad están en nuestro ADN. La sociedad precisa de finanzas éticas y necesita bancos cooperativos», añadió la presidenta de Fiare Banca Ética, una entidad creada en Italia hace 25 años y que en 2024 cumplirá una década operando en España, donde representa cerca del 10% tanto de la cifra de negocio como de sus 47.000 cooperativistas.

Fasano mostró con orgullo en una entrevista en la revista ‘Perfiles’, del Grupo Social ONCE, cómo es posible conseguir buenos resultados económicos a través de la ética empresarial incluso en un contexto generalizado de crisis e incertidumbre. Por ello subrayó que, tras un año «2022 difícil, en el que el optimismo por salir de la pandemia» se diluyó «por la pesadilla de la guerra» en Ucrania, actualmente hay «una inflación que no se veía desde hace más de una década».

Quizás también te interese:  Economía de la Psicología del Consumidor en el Lujo: Percepciones y Comportamientos

Fiare Banca Ética cerró el ejercicio 2022 con un beneficio neto consolidado de 17,2 millones de euros, cifra que permite a la entidad aumentar el capital y los préstamos a la economía social.

Además, el banco cooperativo hispanoitaliano incrementó sus principales indicadores. Por ejemplo, su capital social aumentó un 8% en 2022 con respecto a 2021 (hasta los 88,6 millones de euros) y también fomentó un crecimiento del empleo de 7,2% (hasta 1.258 millones de euros). Desde 2018, los empleos de Banca Ética han aumentado un 35%, frente a una media del 0,8% en el sistema bancario.

«El crecimiento constante en los últimos años de nuestro capital social y de nuestra clientela demuestra cuántas personas y organizaciones desean optar por las finanzas éticas: unas finanzas que producen beneficios sanos, renunciando a las ganancias derivadas del comercio de armas o de las fuentes fósiles, y que apoyan a quien invierte en proyectos de desarrollo que protegen el medio ambiente y los derechos de las personas», subrayó Fasano.

La presidenta de Fiare Banca Ética también señaló que, pese al aumento de tipos de interés, su entidad tiene «un compromiso» con «seguir facilitando el acceso al crédito a las familias, las personas y toda la galaxia de empresas y organizaciones que animan la economía civil y solidaria en Italia y en España. Creemos que el crédito es un instrumento fundamental en las estrategias de desarrollo sostenible en el país y de contraste de las desigualdades, que vuelven a aumentar en estos tiempos tan complejos».