– Los termómetros llegarán a 45 en Córdoba, Jaén, Sevilla y Toledo

– Noches tórridas con más de 25 grados en el interior de la mitad sur y zonas del Mediterráneo

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

La tercera ola de calor del verano comienza este lunes y alcanzará su máximo este miércoles, cuando media España estará por encima de los 40 grados en el episodio cálido probablemente más intenso y extenso del trimestre estival en el país.

La ola de calor se prolongará al menos hasta este jueves. «Las temperaturas serán muy altas, con valores superiores a 40 grados en puntos de la mitad norte y más de 42 a 44 grados en el centro, sur y puntos del este a lo largo del episodio. A pesar de encontrarnos en pleno mes de agosto, las temperaturas que se van a alcanzar van a ser muy poco habituales, por su carácter extremadamente cálido en la mayor parte del territorio», apuntó este lunes Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las áreas menos afectadas por esta ola de calor serán las costas de Galicia y del Cantábrico occidental -sobre todo de Asturias-, así como el litoral mediterráneo, aunque en esta última zona habrá «sensación de bochorno por la alta humedad relativa», según Del Campo.

En general, el episodio cálido empieza este lunes en el cuadrante suroeste peninsular, se extenderá el martes a toda la península salvo los tercios norte y este, se expandirá el miércoles a la mayor parte del interior peninsular, y se intensificará el jueves al tercio este.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que durante esta semana las capitales más calurosas podrían ser Badajoz este lunes (44 grados); Badajoz, Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla el martes (43); Córdoba, Jaén y Toledo el miércoles (45); Córdoba el jueves (45); Córdoba y Sevilla el viernes (45); Córdoba y Sevilla el sábado (43), y Córdoba el domingo (41).

La ola de calor podría superar la temperatura más alta registrada este año, con 45,4 grados en Figueres (Girona) el pasado 18 de julio, que supuso un récord histórico de calor en Cataluña tras superar los 43,7 grados que se alcanzaron en Alcarrás (Lleida) en junio de 2019.

Quizás también te interese:  Valladolid acoge el Foro Internacional de Bioeconomía Circular el próximo 23 de noviembre

LUNES

Este lunes suben las temperaturas salvo en la vertiente mediterránea peninsular y Baleares, hacia donde llegan vientos de levante, algo más frescos y cargados de humedad, que darán lugar a cielos nubosos. De hecho, no se descarta alguna lluvia débil en Cataluña y la Comunidad Valenciana.

En el resto de España brillará el sol y hará mucho calor. Se superarán los 36 grados en puntos del sur de Galicia y la Comunidad de Madrid, y los 40 a 42 grados en el oeste de Castilla-La Mancha, Extremadura y amplias zonas de Andalucía.

MARTES

Este martes comenzará a notarse la entrada de una masa de aire muy cálido procedente del norte de África y habrá un repunte de las temperaturas prácticamente generalizado, más notable en el norte peninsular, donde la subida podrá ser de hasta seis u ocho grados con respecto al lunes.

Por lo tanto, será un día muy caluroso con temperaturas entre 5 y 10 grados superiores a las normales para la época, salvo en el extremo oriental peninsular y áreas costeras, donde las temperaturas resultarán las propias de este momento del año.

Los termómetros llegarán a entre 25 y 30 grados en la costa cantábrica, de 30 a 32 a orillas del Mediterráneo -con humedad y sensación de bochorno-, y superarán los 35 en el interior peninsular.

Habrá 36 a 38 grados en la Meseta Norte y el sur de Galicia, más de 38 en zonas bajas como los valles del Duero y del Miño y más de 40 en la Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y amplias zonas de Andalucía. «En el valle del Guadalquivir, atención, porque podrían rebasarse puntualmente los 44 grados», recalcó Del Campo.

Todo ello tras una madrugada muy cálida con temperaturas mínimas entre 23 y 25 grados en la mitad sur peninsular y en la costa del Mediterráneo.

Además, el martes habrá polvo en suspensión que dará lugar a calima, sobre todo en el sur de la península, lo cual empeorará la calidad del aire. Por la tarde podría aparecer alguna tormenta aislada en el este de la península, con poca precipitación y rachas muy fuertes de viento asociadas.

Quizás también te interese:  La Asociación Española de Consumidores denuncia el "auténtico fracaso" del Código de Buenas Prácticas Bancarias

MIÉRCOLES

Por otro lado, Del Campo subrayó que «este miércoles probablemente será el día más cálido de la ola de calor, con una nueva subida general de las temperaturas más notable en los tercios norte y este de la península, debido sobre todo a la llegada de vientos del sur y suroeste».

La madrugada volverá a ser muy cálida, con temperaturas mínimas entre 22 y 25 grados en amplias zonas del centro, el sur y el área mediterránea.

Durante el día, las temperaturas máximas estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en la mayor parte de la península y resultarán incluso entre 10 y 15 grados superiores a las habituales en amplias zonas del tercio norte y puntos del sur.

«Los termómetros alcanzarán valores extraordinariamente altos en el norte de la península. Así, por ejemplo, Bilbao podría rozar los 39 o 40 grados, al igual que ciudades tradicionalmente frescas como Soria o Burgos. Estas dos ciudades castellanoleonesas podría ser la primera vez que alcancen 40 grados, veremos si finalmente sucede», indicó Del Campo.

En el sur de Galicia y en otras zonas de Meseta Norte también se podrían alcanzar los 40 grados y la zona centro podría rebasar ese valor. Por ejemplo, Madrid podría llegar a entre 40 y 42 grados. En la Meseta Sur se superará esa cifra, con ciudades como Albacete, Ciudad Real y Toledo rondando los 42 a 44 grados.

En el interior de Andalucía se alcanzarán temperaturas similares, sin descartar que se superen los 44 grados en puntos de Guadalquivir y de la provincia de Jaén. Solo en la costa del Cantábrico occidental y en la mediterránea habrá valores más suaves.

Este calor «extremo», según Del Campo, irá acompañado de polvo en suspensión que dará lugar a calima y empeorará la calidad del aire otro día más en el sur de la península.

También habrá posibilidad de algunos chubascos tormentosos aislados que podrían estar acompañados de rachas de viento muy fuertes en el norte y este de la península.

Quizás también te interese:  España y Portugal inauguran un centro de formación sobre economía social, que Díaz califica de "ejemplo de política útil"

JUEVES

El jueves entrarán vientos de componente oeste y noroeste procedentes del Atlántico, por lo que serán más frescos y causarán una bajada de las temperaturas en buena parte de la península, sobre todo en el tercio norte, donde habrá entre 6 y 10 grados menos con respecto al miércoles.

«En cambio, atención, porque estos vientos llegan recalentados al área mediterránea y allí, por el contrario, habrá una subida notable de las temperaturas, de entre 6 y 10 grados más altas que el día anterior», apostilló Del Campo.

A pesar del descenso térmico en general salvo en el Mediterráneo, amplias zonas del país tendrán valores entre 5 y 10 grados superiores a los normales para la época, y entre 10 y 15 grados superiores a lo normal en el sureste peninsular.

En puntos del interior de la Comunidad Valenciana y de Murcia podrían superarse los 42 o 44 grados, al igual que en el valle del Guadalquivir, y de nuevo se esperan al menos 40 en muchas zonas de las mitades sur y este. La Meseta Norte rebasará los 35 grados, pero no tendrá un calor tan extremo como el miércoles.

VIERNES A DOMINGO

A partir del viernes y durante el fin de semana es probable que continúen las bajadas de temperaturas.

«Aunque el viernes pueda darse por finalizada la ola de calor, es probable que todavía continuemos alcanzando temperaturas muy altas en algunas zonas durante el fin de semana, sobre todo en la mitad sur», señaló Del Campo.

CANARIAS

En cuanto a Canarias, el calor, acompañado de polvo en suspensión, también hará acto de presencia en el archipiélago a partir del miércoles, con un episodio cálido que probablemente persista durante toda la semana.

Los termómetros estarán por encima de 36 grados en las medianías de las islas de mayor relieve, e incluso por encima de 40 en el sur de Gran Canaria, con noches muy cálidas también por el archipiélago, donde se esperan temperaturas mínimas superiores a 25 grados.