MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha detenido a un hombre por atracar a punta de pistola una sucursal bancaria de la localidad de Cabañas de la Sagra (Toledo), durante el que sustrajo 67.000 euros.

Según informó este jueves el Instituto Armado, el violento robo tuvo lugar a finales del mes de agosto en horario de mañana en la localidad toledana de Cabañas de la Sagra. Un individuo con el rostro oculto con mascarilla y gafas de sol entró en la oficina armado con una pistola y amenazó a la única empleada de la sucursal.

Después de llevarse el dinero de la caja fuerte obligó a la propia empleada a limpiar con un trapo y amoníaco los muebles donde él había tocado para eliminar posibles huellas.

La investigación recayó en el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas, que junto con el Equipo ROCA (Robos en el Campo) y la Policía Local de Cabañas iniciaron la búsqueda el autor del robo. Tras apenas cinco días después de haber atracado el banco, el presunto autor no dudó en volver a la sucursal ataviado con una peluca, gafas de sol y una mochila para robar de nuevo.

LA PISTA CLAVE

Este segundo atraco se frustró al estar cerrada la entidad bancaria, pero fue determinante para dar con el presunto ladrón. Al regresar a su coche, llamó la atención a un agente de la Policía Local de Cabañas.

El citado agente pasó el aviso a los investigadores de la Guardia Civil, quienes se dirigieron al lugar y comprobaron que se trataba de la persona a la que se atribuía el atraco producido días antes. Tras identificarle, los agentes encontraron entre sus pertenencias material de caracterización y una pistola simulada.

Quizás también te interese:  Cómo triunfar con tus negocios en Santiago de Compostela: Estrategias y Consejos de Expertos

Tras esto, el juzgado que entendía de la causa autorizó la entrada y registro del domicilio. En su interior se localizaron tres armas simuladas más, 25.000 euros en efectivo, así como multitud de máscaras, gafas de sol y pelucas para ocultar su identidad en los atracos. Una vez presentado ante la autoridad judicial, se decretó su ingreso provisional en prisión.