MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El director general de la Agencia Negociadora del Alquiler, José Ramón Zurdo, advirtió este viernes que el acuerdo para la Ley de Vivienda, a tenor de los detalles que se han difundido, «acabará definitivamente con la poca oferta de viviendas en alquiler» porque las medidas conocidas se dirigen a «atacar a los propietarios, tanto particulares como empresas».

En un comunicado, la Agencia Negociadora del Alquiler alertó del acuerdo cerrado entre el Gobierno, Bildu y ERC, que topa la subida de los alquileres que se revisen en un 2% este año y un 3% el próximo, y regula las condiciones en zonas tensionadas para los grandes tenedores de viviendas en alquiler y de pequeños propietarios. Zurdo matizó que es un acuerdo del que falta «información oficial del Ejecutivo».

En base a lo detallado por Bildu y ERC, así como por las ministras Raquel Sánchez, de la parte de vivienda y del PSOE, y de Ione Belarra, como titular de Derechos Sociales y de la cuota de Podemos en el Gobierno, el texto «no contiene ni una sola medida seria y rigurosa para aumentar la oferta de viviendas en alquiler en España, que es el problema fundamental para los inquilinos, que no hay suficiente oferta de viviendas en alquiler», en opinión de Zurdo. Calificó la ley de «innecesaria» por considerar que en los lugares donde se han limitado los precios, éstos no han bajado e incluso han subido.

El director general de la Agencia Negociadora lamentó que se ha puesto como referencia la ley catalana de vivienda y que precisamente en esa región han subido más que en otras comunidades autónomas.

Quizás también te interese:  Makro firma un acuerdo con los Bancos de Alimentos para evitar el desperdicio de alimentos

«Esta ley con sus medidas, que atacan la libertad de los arrendadores, va a provocar que la oferta se constriña, con lo cual no va a servir para nada, porque al haber menos oferta los precios subirán o se mantendrán altos, por mucho que se limiten, o se desplazará la subida hacia otras zonas donde los precios no estén limitados (zonas no tensionadas)», expuso.

Sobre el tope cuando toca revisar el alquiler, Zurdo consideró que perjudica a los propietarios particulares y que el año que viene, si el tope es del 3% y la inflación es inferior, «los perjudicados serán los inquilinos».

«Esta injerencia de lo público en lo privado, lo que consigue es distorsionar y desequilibrar un mercado entre particulares, que debe regirse por la relación entre la oferta y la demanda», resumió Zurdo.

«Crear más zonas tensionadas y más amplias, como vemos en el acuerdo, con mayor facilidad administrativa para las comunidades autónomas y municipios, no es la solución. Propietarios e inversores van a querer huir de las zonas tensionadas, cerrando o vendiendo sus inmuebles», insistió. Defendió como solución para bajar los precios que aumente la oferta.