-Apuesta por «intensificar» el seguimiento, la regulación y la supervisión de los criptoactivos

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, pide a las entidades financieras que mantengan una «elevada prudencia» respecto a la guerra en Ucrania, «con un reconocimiento adecuado y temprano de los riesgos asociados» al conflicto bélico, con el fin de «preservar la confianza en el sector y de facilitar el mantenimiento del flujo de crédito a la economía».

Así figura en un artículo rubricado por el gobernador recogido en la ‘Memoria de Supervisión’ del Banco de España correspondiente a 2021 y publicada este jueves. Hernández de Cos destaca que las exposiciones financieras directas a la guerra de Rusia en Ucrania de las entidades bancarias españolas son «muy reducidas» y que la capacidad de resistencia del sector «se mantiene, con carácter general, elevada».

No obstante, aboga por «realizar un seguimiento estrecho de los efectos de la crisis sobre las entidades y sus acreditados», con un «foco particular» en los sectores empresariales y grupos de población en los que la recuperación de la pandemia estaba siendo «más lenta o tardía» y a los que estén «especialmente expuestos a las consecuencias económicas derivadas de la invasión».

Por otra parte, desde una perspectiva más general, ante el impacto de la pandemia y la guerra, Hernández de Cos juzga «indispensable» que las políticas económicas respondan «de forma decidida», provean un apoyo «focalizado» a los hogares, empresas y sectores afectados más vulnerables, y «aporten certidumbre».

Recuerda la importancia de «acumular en tiempos normales márgenes de maniobra suficientes en todas las políticas económicas» de cara a que sean aprovechados para mitigar los efectos de las coyunturas.

Quizás también te interese:  Naturgy lanza una batería virtual para reducir el coste de las facturas a sus clientes

Pone en valor las emisiones de bonos paneuropeos para financiar los fondos europeos para la recuperación junto con las que pudieran realizarse por la guerra y las considera «un paso importante en la creación de un activo seguro europeo».

Del mismo modo, aboga por una mayor integración de los mercados de capitales del área del euro para favorecer un aumento del grado de compartición de riesgos ante las crisis. «Ese refuerzo de la arquitectura institucional de la eurozona se vería enormemente fortalecido con la constitución de un mecanismo europeo de garantía de depósitos y con el establecimiento de un marco común para la resolución de las crisis sistémicas», subraya.

En cuanto a los retos para el sector financiero, el gobernador del Banco de España se refiere a los criptoactivos para decir que las autoridades públicas están obligadas a «intensificar el seguimiento, la regulación y la supervisión» de este mercado, «ponderando adecuadamente los beneficios y los costes de su uso por las entidades y los ciudadanos».

También apuesta por «incidir» en las alertas y en la información «constante» a los usuarios sobre los riesgos asociados a la inversión en criptoactivos, a lo que se une un incremento de los riesgos cibernéticos por la complejidad tecnológica de la digitalización y una mayor dependencia para las entidades de los servicios tecnológicos de terceras partes, «lo que implica que estas deben reforzar los procesos y los controles enfocados a garantizar su resiliencia operacional».

Respecto a los riesgos financieros asociados al cambio climático, Hernández de Cos considera que deben quedar «adecuadamente reflejados» en las prácticas de gestión de riesgos de las entidades y en la información que proveen al mercado, y que «sean tenidos en cuenta tanto en la regulación como en las prácticas supervisoras». Para ello, pide mejorar el conocimiento sobre la naturaleza y la medición de estos riesgos, y desarrollar metodologías para el análisis de escenarios y pruebas de resistencia frente a riesgos climáticos.

Quizás también te interese:  Resiliencia financiera: 10 estrategias efectivas para superar crisis económicas

En materia de gobierno corporativo, el máximo responsable del Banco de España destaca el papel de los miembros independientes y considera que los órganos de gobierno «tienen que estar dotados de mecanismos, circuitos de información y capacidades que les permitan realizar un seguimiento profundo de la gestión de la entidad, emitir opinión y tomar decisiones adecuadamente informadas».

Por otra parte, hace una referencia al incremento de los precios de la vivienda para destacar que han aumentado en España «de manera importante en 2021», pero que no existen «todavía» señales «claras de sobrevaloración». No obstante, insta a un seguimiento cercano del mercado.

Hernández de Cos concluye que el nuevo entorno económico «incierto y complejo» exige a las autoridades mantener «un seguimiento estrecho de los riesgos» y dar una respuesta «adecuada y a tiempo que, en el caso del sector financiero, nos permita salvaguardar la estabilidad financiera como elemento necesario para el crecimiento económico y la mejora del bienestar de los ciudadanos».