– Responde a las críticas del Gobierno que el informe del BCE sobre el impuesto a la banca «no es un informe de Luis de Guindos»

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, reclamó este lunes en el Fórum Europa que la banca «siga manteniendo abierto el grifo de financiación» a aquellos que tienen unas rentas inferiores a las establecidas en los códigos de buenas prácticas para los hipotecados considerados vulnerables y que eso «es algo que se debería vigilar».

Así lo dijo el vicepresidente del BCE durante su intervención que en este acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum, al que asistieron figuras del mundo económico y político como la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, y el expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Al ser preguntado sobre su parecer respecto al acuerdo del Gobierno con la banca para reforzar el código de buenas prácticas para los hipotecados considerados vulnerables y el nuevo código para quienes están en riesgo de serlo, Guindos consideró «razonable» que se hayan articulado medidas a través del código de buenas prácticas.

Aprovechó la ocasión para remarcar que ese código se lanzó en 2012, cuando gobernaba el PP y él era ministro de Economía. «Tampoco lo debimos hacer tan mal en el año 2012 para que el Gobierno siga utilizando ese camino, y son medidas razonables», afirmó.

Del mismo modo, apeló a que «no estigmaticemos» a las rentas bajas que pidan una hipoteca. «Es muy importante que la banca siga manteniendo abierto el grifo de financiación a estos colectivos a futuro», subrayó.

Por otra parte, también fue cuestionado por el dictamen del BCE sobre el impuesto español a la banca en el que el organismo critica varios aspectos y pide un «análisis exhaustivo» de las posibles consecuencias «negativas» para las entidades.

Quizás también te interese:  El panorama económico de Ciudad del Vaticano: datos y perspectivas

«Es un informe del BCE, no es un informe de Luis de Guindos», afirmó en el foro respecto a las críticas del Gobierno a él a propósito del informe. Destacó que en el dictamen han intervenido varios departamentos, también el Banco de España, y recordó que fue «aprobado por todos y sin ningún tipo de observación».