El ministro de Consumo, Alberto Garzón, afirmó este jueves que la derogación de la reforma laboral de 2012 “va a llevarse a cabo sí o sí”, pues se trata de un acuerdo del Gobierno de coalición, y diagnosticó que éste “sale reforzado” de la polémica de los últimos días sobre qué ministerios participarán en la mesa de diálogo social y cómo afectará ello al contenido final de la nueva ley.

Lo hizo tras una pregunta que se le formuló en la rueda de prensa que ofreció en el Ayuntamiento de Barcelona para anunciar medidas de regulación de la publicidad de productos alimenticios que provocan sobrepeso infantil. En concreto, se le preguntó por las declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, según las cuales el acuerdo está “más lejos de lo que algunos piensan” en el Gobierno o al menos en el Ministerio de Trabajo.

“Están las mesas preparadas, se lleva dialogando sobre esta cuestión en los ámbitos requeridos para ello durante mucho tiempo y es un acuerdo del Gobierno de coalición. Por tanto, es algo que va a llevarse a cabo sí o sí, que es la derogación de la reforma laboral”, aseguró el ministro, para quien sólo “hay que dejar que los actores que forman parte de esa negociación la desarrollen al ritmo que les parezca oportuno”, pero siempre teniendo en cuenta que la legitimidad del Gobierno “se basa en ese acuerdo de coalición que promueve la derogación de la reforma laboral”.

Sobre la controversia de los últimos días entre el sector socialista del Ejecutivo y el de Unidas Podemos, Garzón recurrió a la explicación habitual de que un Gobierno de coalición implica “una nueva cultura” en la que “tenemos que depender mucho de negociaciones, de diálogos” y “es normal que haya en algunos momentos determinada tensiones relacionadas con diferencias políticas que se tienen que resolver hablando”.

Quizás también te interese:  Las reclamaciones al Banco de España se dispararon un 61% en 2021 y este año podrían cerrar cerca del máximo histórico de 2017

Con todo, la solución a esas tensiones consistente en que varios ministerios y no sólo el de Trabajo coordinarán la posición del Ejecutivo ante las sucesivas reuniones de la mesa de diálogo significa para Garzón “un reforzamiento del Gobierno de coalición y de los objetivos políticos por los que estamos en el Gobierno”. Eso sí, llamó a “cumplir lo acordado” en relación a la reforma laboral, que “es con lo que nosotros nos hemos vinculado y legitimado frente a la ciudadanía”. Y sentenció: “El Gobierno de coalición sale reforzado y el acuerdo de coalición sale reforzado”.

Servimedia