UGT instó este jueves a “subir los salarios y mejorar el empleo, ante la subida incontrolada de los precios”, después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicara esta mañana el dato adelantado del Índice de Precios al Consumo (IPC) de octubre, el nivel más alto registrado desde 1992.

Según indicó el sindicato en un comunicado, “el acusado aumento de los precios supone una pérdida de poder adquisitivo de los salarios, lo que repercute, de manera muy negativa sobre el consumo, la reactivación económica y la creación de empleo”.

“El encarecimiento de los precios de la electricidad, unido al incremento del coste de otros productos básicos, está haciendo que para muchas familias sea un auténtico reto llegar a fin de mes”, añadió la organización sindical.

Por ello, considera que este incremento de los precios hace que la subida del 1,5% de los salarios de convenio registrada hasta septiembre y la del 1,6% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) sean “insuficientes”.

Ante esta situación, el sindicato insta al Gobierno “a cumplir con urgencia con los compromisos contraídos a lo largo de su legislatura”, y que el SMI siga creciendo hasta alcanzar los 1.000 euros en enero de 2022 y situarse en el 60% del salario medio (en torno a 1.050 euros) en el 2023.

Además, pide “derogar, cuanto antes, la reforma laboral de 2012 que actualmente permite que la temporalidad y la precariedad sean las principales características definitorias de nuestro mercado laboral y que hundió los salarios”.

Por último, UGT también reclamó “seguir adoptando medidas extraordinarias que limiten los beneficios de las empresas eléctricas y avanzar en la reforma del sistema de fijación de precios de este sector básico para el desarrollo del país”.

Quizás también te interese:  Economía del Comercio Electrónico: Tendencias y Estrategias de Mercado