MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) señaló este martes que no cree que la banca esté registrando beneficios extraordinarios, que es «muy temprano para decir eso» y que el aumento de sus ganancias en 2022 «seguramente es temporal».

Así lo pusieron de relieve el director general de Funcas, Carlos Ocaña, y el director del Área Financiera y Digitalización de la organización, Santiago Carbó, en la jornada ‘Nuevas propuestas de valor en el sector financiero’ organizada por Funcas.

Carbó descartó que se estén registrando beneficios extraordinarios de la banca, como argumenta el Gobierno para justificar el impuesto temporal al sector. Carbó explicó que no hay un reflejo en el valor de la acción que sí se produciría si hubiera ganancias extraordinarias y pidió «cautela».

Llamó la atención sobre los «riesgos por delante» que se presentan para el sector e hizo referencia a que la economía se desacelera y la morosidad «puede subir aunque hasta ahora no lo haya hecho». «Esa situación del año 2022 de los beneficios habrá que ver si se mantiene», agregó. Los seis grandes bancos que operan en España elevaron sus beneficios un 28% el año pasado respecto a 2021.

Por su parte, Ocaña señaló que el registro de beneficios de las entidades ha sido una «sorpresa», dado que para algunas han sido los más elevados de su historia, y apuntó que «seguramente es temporal» por el impacto de los tipos de interés en positivo, cuando en 2021 se encontraban en terreno negativo.

No obstante, puntualizó que las cotizaciones bursátiles de las entidades se encuentran todavía por debajo de su valor en libros y el sector está aún «penalizado» en comparación con otros. «No da la impresión de que vayamos hacia una época de abundancia en los beneficios», sino que es «al revés, el mercado está valorando una situación de bajo crecimiento y una rentabilidad que es comparativamente baja», opinó Ocaña.

Quizás también te interese:  ¿Cómo obtener la residencia fiscal en Siria: guía paso a paso y requisitos clave 2022

Incidió en que el escenario de alza de los tipos de interés supone la vuelta a «la normalidad», aunque aún se sitúan en niveles «relativamente bajos», y juzgó «muy poco probable» que los tipos vuelvan a bajar hacia el final de este año, a menos que haya una «recesión importante».

BANCA PRESENCIAL

En la jornada intervinieron distintos ponentes, y al ser preguntados sobre los servicios bancarios presenciales, el director general de Bizum, Ángel Nigorra, consideró que «siempre hay un espacio para la banca de contacto», si bien con el tiempo «se irá reduciendo».

El director global de Estrategia del banco digital N26, Pablo Reboiro, opinó que no tiene que haber una presencia física necesariamente «pero sí tiene que haber contacto humano» para operaciones como formalizar una hipoteca.

Por su parte, el director de Innovación Financiera e Infraestructuras de Mercado del Banco de España, José Manuel Marqués, agregó que para el proyecto del euro digital, desde los reguladores se ha pedido que haya «una alternativa» para quienes operan presencialmente.

Desde Cecabank, el director corporativo de Servicios Tecnológicos, Juan José Gutiérrez, afirmó que «España era un país con un número anormal de oficinas y cajeros» y su reducción es un proceso de «racionalización».

Por otra parte, al ser preguntados sobre la creencia entre los usuarios de que los servicios bancarios deben ser gratis, desde N26, Reboiro apuntó que «no se puede percibir la banca como algo que es gratis» y que cuando los tipos de interés estaban en negativo «no había ayudas» para el sector y «es algo que la banca tiene que monetizar». Señaló que «el problema es que se da la percepción de que es gratis cuando los costes se repercuten al cliente de manera no transparente».

Quizás también te interese:  Descubre la Influencia de la Política Monetaria en los Mercados: Análisis Profundo

Nigorra añadió que «todo tiene coste» y que, al igual que en las plataformas de música o los medios de comunicación ya ofrecen servicios de pago, «a la banca también le pasará eso».