En algunos países que no pertenecen a la eurozona, los cajeros automáticos suelen ofrecer la conversión de la moneda local en euros a un tipo de cambio garantizado. Sin embargo, el tipo de cambio que ofrecen suele ser menos favorable.

Según el portal kartensicherheit.de, que ofrece información del sector bancario alemán, es mejor hacer las liquidaciones en moneda local, ya que de esta manera la propia entidad bancaria del viajero hará la conversión.

Los especialistas aconsejan retirar únicamente la cantidad de efectivo que se necesite, ya que en caso de pérdida el dinero no se puede recuperar. Además, en el cajero automático es importante optar por un idioma que se entiende, para evitar transacciones no deseadas.

El portal recomienda asimismo bloquear inmediatamente la tarjeta de débito o de crédito si es retenida en el cajero automático sin un motivo aparente.

fuente: dpa

Quizás también te interese:  Descubriendo las Oportunidades de Inversión: Claves para Triunfar en Mercados Emergentes