España transfiere cuatro millones al Grupo Banco Mundial para impulsar las inversiones en América Latina y África

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

España, a través del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, renovó este jueves su acuerdo con la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Grupo Banco Mundial, con el objetivo de impulsar el desarrollo sostenible, la inclusión y las inversiones del sector privado en América Latina y África, con una reposición de cuatro millones de euros.

En el marco de las asambleas anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en Washington, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha mantenido una reunión con el director general de la Corporación Financiera Internacional (IFC), Makhtar Diop.

En este marco, España ha firmado una nueva reposición al Fondo Bilateral de Asistencia Técnica (TAFT), un fondo bilateral destinado a financiar acciones previas para el diseño de proyectos de inversión en países en desarrollo y en áreas clave como la lucha contra el cambio climático, el sector financiero o el impulso de energías renovables.

Las contribuciones a este fondo suman 15 millones de euros con la nueva reposición. El acuerdo con España otorgará una consideración específica a los proyectos relacionados con el cierre de la brecha de género y la digitalización.

Ante la variedad de desafíos de desarrollo en América Latina y África, la cooperación entre el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y el IFC contribuirá a «impulsar la recuperación económica optimizando las oportunidades de mercado para inversiones sostenibles, así como mejorando el acceso a la financiación para las pymes, fuente de creación de empleo en ambas regiones».

Asimismo, la contribución ayudará a «financiar proyectos de IFC y a crear mejores condiciones para atracción de capital privado así como a fortalecer las cadenas de suministro y las comunidades locales».

Calviño señaló que «la colaboración público-privada es esencial para atajar los retos actuales y hacer frente a las necesidades de la doble transición verde y digital. El IFC tiene un papel clave que jugar para movilizar inversión a escala global. España seguirá contribuyendo a este objetivo».

Por su parte, el director gerente de la institución, Makhtar Diop, afirmó que «mientras las economías de América Latina y África afrontan los nuevos desafíos de las recientes crisis, el apoyo de donantes como España permitirá a IFC cumplir su importante misión de desarrollo».

«Con la reposición al Fondo de Asistencia Técnica de España TAFT en IFC, nos comprometemos a seguir apoyando a nuestros clientes y a ayudarlos a materializar su potencial económico a través de mayores inversiones del sector privado; esto contribuirá al crecimiento verde, la inclusión y la creación de empleo», añadió.

España es el tercer socio de IFC en Europa después de Francia y Reino Unido, con 3.500 millones de dólares (3.600 millones de euros) de financiación, y un socio clave para las inversiones en Latinoamérica y en Europa.