MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) se ha incorporado al Consejo Consultivo de la Alianza por la Nueva Economía de la Lengua, por invitación del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Este Consejo, formado por personalidades notables de distintas esferas conectadas con las lenguas española y demás cooficiales, tiene como función orientar los contenidos, directrices y acciones del Proyecto Estratégico para la Recuperación (Perte) denominado Nueva Economía de la Lengua para maximizar el valor del español y las lenguas cooficiales en la transformación digital.

Este Perte persigue convertir al español y a las lenguas cooficiales en elementos tractores de la transformación digital e impulsar toda la cadena de valor de la nueva economía del conocimiento y de la inteligencia artificial.

Dentro del mismo se impulsarán 14 proyectos tractores en torno a cinco ejes estratégicos: la creación de una base de conocimiento en español y lenguas cooficiales, la Inteligencia Artificial, la Ciencia, el aprendizaje del español en el mundo y las industrias culturales.

El Perte Nueva Economía de la Lengua cuenta con una inversión pública de 1.100 millones de euros. La colaboración público-privada se articulará a través de la Alianza para la Nueva Economía de la Lengua para sumar distintos agentes en el impulso de las medidas propuestas y de proyectos complementarios alineados con los objetivos del Perte.

Para ello, contará con un Consejo Consultivo formado por personalidades vinculadas a la promoción de la lengua y su digitalización en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la cultura. También estarán representadas instituciones como el Instituto Cervantes, la Biblioteca Nacional de España, la Real Academia Española, la Secretaría General Iberoamericana y la Organización de Estados Iberoamericanos, entre otros.

Quizás también te interese:  Valerïa Sayas lanza Renacer, un camino hacia el éxito personal

Según el Cermi, este Perte tendrá «un impacto cualitativo e intangible de relevancia y reforzará la posición de España como puente en Europa y América Latina, la internacionalización de nuestras empresas españolas y de nuestra marca país».