– Será de más de 100 puntos básicos como consecuencia de la subida de tipos de interés

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El Banco de España ha vuelto a advertir de que es «esperable» una mayor transmisión del endurecimiento de la política monetaria a la economía de los hogares, y ha avanzado que, según sus estimaciones, el 30% de las hipotecas variables todavía tiene pendiente una revisión al alza que superará los 100 puntos básicos antes del próximo mes de junio, como consecuencia de las sucesivas y rápidas subidas de tipos de interés aprobadas por el Banco Central Europeo (BCE).

Así lo recoge el ‘Informe de Estabilidad Financiera’ de otoño de este año, publicado este lunes y presentado por el director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España, Ángel Estrada, quien explicó que las subidas en el resto de las hipotecas serán «leves» o inexistentes, siempre y cuando el BCE no retome las subidas de tipos.

Según el informe, los hogares han recuperado «cerca» del 8% interanual de su renta bruta disponible hasta junio en términos nominales y del 1,7% en términos reales, lo «que ha permitido paliar los efectos negativos del aumento de la inflación y de los tipos de interés sobre su capacidad de consumo y de pago de obligaciones financieras».

Sin embargo, avisa ahora de que la desaceleración de la demanda y el aumento progresivo de la carga de intereses supondrá un incremento de las familias en situación de vulnerabilidad. «El aumento de los tipos de interés continúa presionando al alza la carga financiera de los hogares con deuda y su coste medio. En particular, la carga financiera de la deuda hipotecaria ha aumentado para los hogares en todos los quintiles de renta, y el coste medio de los saldos vivos hipotecarios se situó en el 3,4 % en agosto de 2023, 234 puntos básicos por encima del registrado a finales De cara al futuro, es esperable una mayor transmisión del incremento de los tipos de interés al coste de la deuda viva de los hogares, lo que contribuiría al aumento de la proporción de hogares endeudados con carga financiera elevada», expone el documento.

Quizás también te interese:  Brecha Digital y Finanzas: Analizando su Impacto Económico en la Inclusión Financiera

En este contexto, el Banco de España estima que «alrededor» del 30% de las hipotecas a tipo variable experimentarán una revisión al alza de sus tipos de interés de más de un punto porcentual en los 12 meses posteriores a junio de 2023, a pesar del aumento de las amortizaciones anticipadas de deudas realizadas por los hogares en los últimos meses.

SIN RIESGO DE IMPAGOS

No obstante, el regulador bancario no percibe todavía un riesgo generalizado de impago. En primer lugar, por la buena evolución de la renta de los hogares y el empleo, que han progresado mejor de lo previsto.

Estos dos factores son, por norma general, los que explican la imposibilidad de una familia a hacer frente a una hipoteca, más en España, donde «la cultura de pago de las hipotecas es muy relevante y muy significativa». «La hipoteca es lo último que se impaga», apostilló Estrada.

A su vez, porque los impagos en el crédito, que son el primer indicador en el que el Banco de España observa impagos, han experimentado incrementos «contenidos» y, de hecho, está a niveles inferiores que en el mismo periodo del año pasado.