Entrar en el mercado laboral no es sencillo. Pese a la gran formación de las nuevas generaciones en la tecnología y todo lo que tiene que ver con la digitalización, hay que hablar de uno de los paros juveniles más elevados de la zona euro, lo que hace pensar cómo conseguir mejorar el cv para ser atractivo de cara a las contrataciones.

Las empresas, a día de hoy, requieren especialistas capaces de adaptarse a un mercado en constante cambio y todo pasa, en gran medida, por los idiomas.

Ante la globalización, las empresas buscan perfiles capaces de disfrutar con sus clientes y proveedores una comunicación efectiva en su idioma nativo o en el idioma de negocios que es el inglés. Eso agiliza las colaboraciones y la comprensión en proyectos internacionales, tan necesarios para permitir el crecimiento económico y empresarial.

“Hoy en día, el que quiera tener un trabajo estable y con proyección y promoción interna es necesario que domine, al menos, el inglés. Es el idioma de los negocios y sigue siendo básico para las empresas. Hoy en día, cuando se han abierto las fronteras al comercio como nunca antes, dominar todas sus skills, es decir, tanto hablado como escrito, es básico” explican desde Wall Street English, academia especializada en la formación para empresas.

De hecho, son muchas las que cuentan con sedes internacionales y, para poder plantear un traslado, es necesario demostrar unas habilidades lingüísticas básicas. 

La pandemia, además, abrió las puertas a reuniones telemáticas y al trabajo en remoto, lo que está sirviendo para crear equipos internacionales que se benefician de los conocimientos de personas especializadas en distintas áreas. “Pero para conseguir esto, las empresas deben contar con profesionales preparados para negociar, reunirse y proyectar en inglés, el idioma que a día de hoy domina el mundo de los negocios y que es el que, internacionalmente, tiene más calado” cuentan.

Quizás también te interese:  Consejos para encontrar las mejores empresas en Bilbao

Sin duda, para progresar en una empresa se necesitan, según los responsables de recursos humanos, varios pilares: idiomas, implicación corporativa, especialización y, ante todo, adaptabilidad al sector en términos tecnológicos.

Sumando estos ingredientes, el talento cada vez está más valorado y se buscan profesionales que quieran desarrollar su potencial en la empresa el máximo tiempo posible. La tendencia vuelve a ser la estabilidad.