– Reprocha al PP que los conservadores europeos apoyan medidas como las del Gobierno de Sánchez y pide no trasladar «miedos» a los ciudadanos

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, aseguró este miércoles en el Congreso que la economía española está en un momento de «fuerte crecimiento» y es el momento de estar «unidos» y de «evitar trasladar miedos y falsedades a los ciudadanos».

Calviño contestó a preguntas de la oposición sobre la situación económica en la primera sesión de control al Gobierno del nuevo curso político.

Afirmó que «los datos y no las creencias» reflejan que la economía española «se recuperó con fuerza en 2021 y que ha mantenido un crecimiento por encima del 6% en el primer semestre de este año», que «la afiliación a la Seguridad Social ha seguido la dinámica en septiembre y que las perspectivas de todos los organismos apuntan a un crecimiento igual o superior al 4% este año». «Esto es un fuerte crecimiento de la economía española», sostuvo la número dos del Gobierno.

Sobre la inflación, dijo que los datos también reflejan «una moderación» en la que se reduce el diferencial con la zona euro, «y tanto el Banco Central Europeo como el Banco de España prevén que la inflación siga moderándose en los próximos meses».

En relación con el euríbor y los tipos de interés, afirmó que el euríbor está aumentando «como es lógico por el aumento y normalización de los tipos, pero sigue en niveles más bajos que en otros momentos». Calviño convino en que el alza de tipos «puede tener un impacto sobre un número determinado de familias» pero resaltó que el Gobierno ha tomado medidas en los últimos años como la ley hipotecaria que facilita el cambio del tipo variable a fijo.

Quizás también te interese:  Economía del Espacio Exterior: Explorando Nuevas Fronteras Comerciales

Al PP le reprochó que mientras las formaciones conservadoras europeas apoyan medidas económicas como las que plantea el Gobierno español, ellos presentan «carátulas con folios en blanco o carátulas», con «propuestas incoherentes», «inviables» o que ya están en marcha. «Ojalá tuviéramos una oposición homologable con el PP europeo», manifestó la vicepresidenta segunda.