-Ve un «incentivo» a reclamar por la tasa fijada de 250 euros para la nueva Autoridad del Cliente Financiero

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

CaixaBank va a recurrir el impuesto al sector bancario en los tribunales al considerar que hay «motivos de peso» para creer que no se ajusta a la legalidad.

El consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, confirmó que la entidad va a recurrir el impuesto durante su intervención en el ‘Observatorio de las Finanzas’ organizado por el periódico El Español/Invertia.

Gortázar explicó que se va a recurrir una vez que ya es «una disposición legal efectiva», con la creación del modelo 798 de la Agencia Tributaria para abonarlo. Las entidades afectadas ya han adelantado el primer pago equivalente al 50% de lo fijado, que ha supuesto 637,1 millones, según datos del Ministerio de Hacienda.

El consejero delegado de CaixaBank expuso que se acudirá a los tribunales para ver «si se ajusta o no a la legalidad vigente» y justificó que en su caso creen que existen «motivos de peso» para creer que no es así. Resaltó que el nuevo gravamen «se lo han puesto a los 600.000 accionistas» del banco, incluida la obra social de ‘la Caixa’.

Gortázar admitió que «claro que tenemos que arrimar el hombro, como todas las personas», pero rechazó que el hecho de que una empresa gane más dinero implique pagar más impuestos porque supondría «penalizar el tamaño de las sociedades» e incentivar que las empresas sean más pequeñas y menos productivas.

«No pidamos a las grandes empresas, porque ganen mucho dinero, que arrimen el hombro con impuestos todavía más elevados, no hagamos que sea económicamente progresivo el impuesto de Sociedades porque esto no pasa en ningún sitio, no tiene sentido económico», argumentó el número dos de CaixaBank.

Quizás también te interese:  El Círculo de Empresarios vaticina que los fondos europeos llegarán con una reforma de las pensiones "de mínimos"

El Gobierno ha fijado en el nuevo gravamen temporal un tipo del 4,8% sobre el margen de intereses y las comisiones netas para aquellas entidades que sumaran por estos conceptos más de 800 millones de euros en 2019. El impuesto se recaudará en 2023 y 2024, si bien el Ejecutivo no descarta que pueda terminar siendo un impuesto permanente.

CaixaBank se sumará así a otros bancos que también van a recurrirlo a título individual en los tribunales como Bankinter o Abanca y después de que las patronales del sector AEB y CECA hayan interpuesto sendos recursos ante la Audiencia Nacional impugnando la orden ministerial que regula los modelos de pago del impuesto a la banca.

AUTORIDAD DE DEFENSA DEL CLIENTE

Por otra parte, Gortázar fue preguntado por la nueva Autoridad Independiente de Defensa del Cliente Financiero, que integrará los actuales servicios de reclamaciones de los tres supervisores (Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones) y se financiará con una tasa de 250 euros por reclamación presentada a abonar por parte de las compañías.

Consideró que, si bien la situación actual de los procesos de reclamaciones «no es óptima» y valoró la «mirada fresca» sobre este asunto, dijo que no le gusta que exista otra autoridad y que la tasa supone «un incentivo evidente a presentar una reclamación y cobrar 250 euros». Así, concluyó que «se puede mejorar».

También llamó la atención sobre el hecho de que, por una parte, se resuelvan reclamaciones por esa vía administrativa, y por otra parte se disponga de la vía civil, advirtiendo de que «podemos tener dos doctrinas diferentes».

Quizás también te interese:  El Gobierno presume del comportamiento "excepcional" de la economía española

Por último, manifestó que ven «con preocupación» la situación de los hogares y las empresas por el repunte de la inflación.