– Espera bajadas de los tipos de interés desde el segundo trimestre

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Banca March estima que el PIB español crecerá un 2,2% este año y se desacelerará al 1,6% el que viene, ejercicio para el que también espera que se produzcan las primeras bajadas de los tipos de interés a partir del segundo trimestre.

Así lo explicó el director de Estrategia de Mercados de la entidad, Joan Bonet, en una rueda de prensa en la que expuso las expectativas para la economía y los mercados.

Según las estimaciones de Banca March, el crecimiento estimado para España será superior al esperado para la zona euro, de un avance del 0,5% este año y del 0,7% el próximo. También superará las expectativas para Estados Unidos, cuyo PIB crecerá un 2,1% en 2023 y un 1,2% en 2024. En cambio, Banca March estima un avance del 5,3% para China este año y del 4,8% el que viene. En el conjunto del mundo, el PIB se elevará un 2,8% en el ejercicio presente y se moderará al 2,3% el que viene, niveles muy por debajo del promedio histórico (+3,4%).

Para el caso español, desde la entidad explicaron que el crecimiento perderá impulso, pero seguirá siendo superior a la zona euro debido al mayor peso de los servicios y la buena evolución del mercado laboral, que fue el mayor contribuidor a la creación de empleo de la región en los últimos 12 meses. «El empleo por ahora está aguantando, está francamente fuerte», destacó Bonet, quien agregó que a partir de ahora se producirá una ganancia de poder adquisitivo real en Europa.

Quizás también te interese:  El Gobierno baraja hablar con los bancos para que tomen medidas que ayuden a los hipotecados en dificultades

En cuanto a la inflación, esperan que la tasa subyacente -sin alimentos no elaborados ni productos energéticos- se normalizará en la segunda mitad de 2024. En concreto, en la eurozona convergirá la tasa general y la subyacente en torno al 3% el año que viene, de manera que para entonces se acercarían a los objetivos de los bancos centrales del 2%.

El consumo privado se ha consolidado como el gran soporte del crecimiento. El ahorro acumulado durante la pandemia todavía no se ha desvanecido completamente y, a cierre del segundo trimestre, suponía un 2,3% del PIB en Estados Unidos y un 6,4% del PIB en la Eurozona.

Además, durante el último ciclo económico, los hogares no han incrementado sus niveles de endeudamiento como ocurrió en los años previos a la crisis financiera de 2008, lo que explica «la menor sensibilidad en el gasto de los consumidores» pese a la subida de tipos. En España, la deuda de los hogares se ha reducido hasta el 51% del PIB, mínimos desde 2002.

Respecto a los tipos de interés, desde el equipo de Estrategia de Mercados de Banca March, Bonet explicó que la política monetaria entra en una nueva fase de calibrar los efectos «negativos» de las subidas acometidas y se espera una pausa en los incrementos por parte del Banco Central Europeo (BCE) -en este caso en noviembre- y de la Reserva Federal estadounidense. Será en el próximo año cuando se espera que empiecen a bajar los tipos de interés, a partir del segundo trimestre.

Respecto a la estrategia de mercados de Banca March, un contexto de desaceleración económica y tipos de interés elevados «apoyan la renta fija», con preferencia por el crédito de mayor calidad y aprovechar los momentos de tensionamiento para ir incrementando duración.

Quizás también te interese:  Deutsche Bank prevé que la economía española crecerá un 1,2% en 2023 y un 1,5% en 2024

El endeudamiento empresarial está contenido en comparación con ciclos anteriores, por lo que el equipo de Estrategia de Mercados del banco favorece la inversión en bonos de empresas de mayor calidad crediticia.

Para la renta variable, el potencial es «limitado», si bien las paradas en las subidas de tipos de interés suelen ser momentos para esta renta. El equipo de Estrategia de Mercados del banco mantiene una visión cautelosa y sigue prefiriendo las bolsas estadounidenses y como sectores la tecnología, la salud y la banca europea.