MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, pidió este domingo no decir «que la economía va como una moto», pese a los datos macroeconómicos, porque «genera frustración en muchos autónomos».

En declaraciones a Servimedia, Amor valoró de este modo los datos de Producto Interior Bruto (PIB) publicados esta misma semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan un crecimiento de la economía del 0,6% en el primer trimestre del año, una décima más de lo anticipado.

El máximo responsable de ATA reconoció que el PIB prepandemia «se ha recuperado» y que la economía crece gracias al tirón de la demanda externa y del turismo, pero «el consumo interno sigue por debajo» y es de lo que mayoritariamente viven los autónomos.

Así, indicó que, aunque «de media los autónomos venden un poco más», gastos como el alquiler, los costes de financiación o las hipotecas se les han «disparado». «Y esto hace que los trabajadores por cuenta propia tengan problemas para llegar a final de mes», añadió Amor.

A su juicio, la macroeconomía y la economía cotidiana de los autónomos, y también de las familias en general, «son dos líneas muy diferentes». Por ello, aconsejó tener «cuidado» al decir «que la economía va como una moto», porque «genera frustración en muchos autónomos».

«Desgraciadamente, su economía no va como una moto. Sucede al contrario, que para muchos está en el alambre», apuntaló el también vicepresidente de la CEOE.

Quizás también te interese:  El PIB de la UE cayó en el último trimestre un 0,1%, con España creciendo un 0,2%