Abogado para tus deudas, ¿cuándo contar con uno?

A nadie le gusta acumular deudas, no obstante, hay momentos en la vida que se dan este tipo de situaciones y para las que se necesitan abogados especializados en la materia, que conozcan a la perfección la Ley y sepan cómo actuar en cada momento para conseguir los mejores beneficios para sus clientes.

En muchas ocasiones ocurre que las personas acumulan deudas y llega un punto de no retorno en el que no se sabe bien cómo afrontar dicha situación. Es el momento en el que hay que contratar los servicios de un abogado especializado en la materia para poder saber qué hacer en estos casos. Hay que decir que se trata de los abogados concursales, siendo figuras esenciales para poder iniciar el proceso de la Ley Segunda Oportunidad

Dicha ley es un mecanismo establecido por el gobierno que permite que empresas, autónomos y particulares puedan exonerar sus deudas siempre que cumplan una serie de requisitos. Hay que decir además que solo se puede recurrir a esta herramienta si se ha establecido un caso de insolvencia o si, verdaderamente, aquellos que acumulan deudas no pueden hacer frente a ellas.

Teniendo en cuenta este contexto, resulta fundamental contar con un abogado especialista en este tipo de casos, sabiendo que dominan la materia y ponen en práctica todos sus conocimientos para sacar el mayor beneficio a sus clientes.

¿Qué es un abogado concursal?

A este tipo de letrados también se les conoce como abogado para tus deudas, sabiendo que son expertos en la rama de Derecho Concursal. Esta rama es la que se encarga de todos los casos de insolvencia y está dirigida a empresas, particulares y autónomos que no pueden asumir sus deudas acumuladas.

Hay que decir que hace unos años, este mecanismo tan solo estaba disponible para las empresas, no obstante, a medida que ha ido pasando el tiempo, la normativa también se ha puesto al servicio de las personas físicas, con el fin de que puedan reducir su carga financiera y tengan oportunidad de acogerse a esa segunda oportunidad tan necesaria en muchos casos.

Debido a esta ampliación, la figura del abogado concursal es pieza clave en este tipo de procesos, ya que su principal función es representar al deudor.

Funciones de este tipo de abogados

Como ya se ha mencionado, en el caso de contraer deudas, el abogado concursal se vuelve necesario e imprescindible, teniendo en cuenta que a lo largo de todo el proceso puede llevar a cabo un gran número de funciones. ¿Cuáles son las más destacadas?

Análisis del caso

Una de las principales tareas de estos abogados es estudiar la situación de insolvencia de cada cliente, analizando detalladamente su caso y el proceso financiero por el que está pasando. Una vez tenga claro todo esto, se encargará de aportar soluciones con base en el escenario que se plantea.

Documentación

Como no podía ser de otra manera, estos abogados también deben recopilar toda la documentación que se necesite para poder iniciar el concurso correspondiente. Sabrán en todo momento los papeles que hay que presentar ante el Juzgado y sobre todo, ofrecen un servicio de asesoramiento personalizado.

Demanda

Claro está, una de las principales funciones y más importantes de estos abogados es encargarse de presentar la demanda correspondiente. Serán ellos los que la redacten y la presenten al Juzgado de lo Mercantil.  Su principal objetivo no es otro que hacer que su cliente se declare insolvente.

Comunicación

También los abogados concursales deben tener una comunicación fluida con el Juzgado, al igual que con el administrador concursal y los acreedores, atendiendo a todo lo que se vaya requiriendo, presentando los informes o escritos que se necesiten en cada momento.

Solicitudes

En este caso, estos abogados deben pedir dos tipos de solicitudes. Por un lado, la de la exoneración de las deudas, para poder cancelar total o parcialmente las mismas, elaborando además un plan de pago si fuera necesario. El segundo tipo de solicitud es el de la disolución de la empresa, si se trata de un concurso para una entidad.

Morosidad

Finalmente, el abogado concursal también debe intentar sacar a sus clientes de los ficheros de morosidad establecidos en el país.

¿Cuándo es necesario contratar a estos abogados?

Aunque estos abogados pueden ayudar en numerosos casos, hay dos situaciones en las que se vuelve indispensable contratar sus servicios. En primer lugar, cuando se quiere acoger a la Ley de Segunda Oportunidad, ya que son ellos los que se encargan de llevar todo el proceso; o bien, en el momento que se quiere cerrar la empresa, puesto que se iniciará un concurso de acreedores.