– Baja el ‘pay-out’ del 40% al 25% en el año 2023 para «fortalecer su capacidad de crecimiento inorgánico y continuar generando valor mediante operaciones corporativas»

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Abanca registró un beneficio de 217 millones en 2022, lo que supone un descenso del 32,3% respecto al resultado de 2021, por la ausencia del impacto de la integración de Bankoa y Novo Banco que anotó en 2021.

Según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en términos recurrentes, sin tener en cuenta ese impacto, la entidad elevó su beneficio un 40,7%, lo que atribuyó al «buen comportamiento del negocio y al control del coste del crédito». Destacó que el 94% de los ingresos provienen del negocio con clientes.

El margen de intereses creció un 14,2%, hasta los 769,7 millones, impulsado por el desempeño del margen comercial, que a su vez mejoró un 21,3%. Los ingresos por la prestación de servicios lo hicieron un 9,4%, hasta los 257,5 millones, destacando el avance en venta de seguros (+11%) y la aportación de los servicios de cobros y pagos. Así, los ingresos procedentes de servicios bancarios crecieron un 9,2%, los correspondientes a cobros y pagos un 16,9%, y los originados por productos fuera de balance un 2,3%.

Los gastos de explotación se elevaron un 6,3%, condicionados por la incorporación al perímetro de consolidación del negocio adquirido de Novo Banco, así como el esfuerzo para potenciar la generación de negocio.

Tras la compra de Targobank España a Crédit Mutuel, operación que prevé que se cierre definitivamente en el segundo semestre del año, Abanca informó de que ha decidido rebajar el porcentaje de beneficio destinado a dividendo (‘pay-out’) del 40% al 25% en el año 2023, con el objetivo de «fortalecer su capacidad de crecimiento inorgánico y continuar generando valor mediante operaciones corporativas». La ratio de capital total se situó en el 16,4%, algo por debajo del 16,9% en que cerró 2021. Prevé alcanzar una rentabilidad a medio plazo del 12%.

Quizás también te interese:  Todo lo que necesitas saber sobre la residencia fiscal en Albania: requisitos, beneficios y trámites

RECURSOS DE CLIENTES

En cuanto a la actividad bancaria, gestionó un volumen de negocio de 106.424 millones de euros que con Targobank supera los 111.000 millones. Los préstamos y anticipos a la clientela totalizaron 45.167 millones, mientras que la captación de recursos se cifró en 61.256 millones.

La entidad registró en 2022 más de 110.000 nuevas altas de clientes. La cartera de crédito normal se situó en 45.024 millones (más de 48.000 millones con Targobank), destacando el crédito minorista, cuyas formalizaciones crecieron un 8,4% con respecto al año anterior.

Las formalizaciones de hipotecas totalizaron 1.079 millones, con un crecimiento del 0,8% respecto a 2021, y los créditos al consumo crecieron un 11,7%. En el caso de las empresas, los préstamos a pymes y autónomos se elevaron un 17,5%. Los depósitos de clientes se situaron en 48.906 millones de euros, destacando el comportamiento de los saldos correspondientes al sector privado, que crecieron un 0,6%.

En cuanto a la morosidad, la tasa se mantuvo estable y se situó en el 2%. La evolución de los saldos dudosos sigue a la baja, con una reducción del 5,4% en el conjunto del año. Las operaciones avaladas por el Estado supusieron 3.473 millones de euros en 2022 y siguieron con un nivel del 3% en situación de dudoso. La cobertura total se situó en el 76%, siendo la de adjudicados del 63,2% y la de morosidad del 83,2%.