Un buen año para el sector del automóvil

Las fábricas de automóviles en España han comenzado el año exhibiendo una vigorosa dosis de musculatura. 10 de las 13 plantas que existen en nuestro país han aumentado su producción entre enero y abril de 2014 y los últimos anuncios de adjudicaciones apuntan a que esa tendencia continuará al alza. El último ha llegado de la mano de Renault, que ha comunicado la creación de un tercer turno en la planta de Valladolid para reforzar la producción de su modelo Captur. Ello supondrá un aumento del 14% en la fabricación de unidades, que pasarán de 710 coches diarios a 5.200 semanales, y la contratación de 450 personas adicionales. El motivo, la elevada demanda que este modelo despierta en todo el mundo, dado que se comercializa en más de 60 países. Ni Renault ni el Captur son las únicas razones por las que el sector del motor en España encara el año con buenas perspectivas. El repunte de producción de esta primera parte de 2014 que la patronal Anfac cifra en algo más del 12% es el mayor de los últimos años. Hay que retroceder a 1994, cuando el sector registró un incremento del 21%, para encontrar un porcentaje mayor. La cascada de adjudicaciones que explican estas cifras incluye el nuevo monovolumen de lujo de Mercedes-Benz, el Clase V, que llevará la planta de Vitoria de la marca al máximo de su producción; la decisión de Volkswagen de concentrar en Navarra la producción mundial de su modelo Polo o la ampliación de la fabricación del Seat León en Martorell. A ello hay que añadir las buenas perspectivas que afrontan las tres únicas plantas españolas Renault (Palencia), Opel (Figueruelas) y PSA Peugeot Citroën (Madrid), en las que la producción está por debajo de lo registrado el año pasado. El excelente momento que vive la venta al exterior añade un plus de recorrido y sostenibilidad al crecimiento. En lo que va de año, las exportaciones se han incrementado por encima del 8%. Precisamente por este prometedor panorama, cobra especial importancia que la industria del automóvil en España apueste por afrontar sus puntos débiles. Es el caso de la escasa rentabilidad de las redes de venta, algo que constituye un grave problema para las marcas. Tal y como reconocía ayer el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, en esa tarea resulta fundamental elevar la profesionalización de los concesionarios y mejorar la atención a un cliente que cada día está más y mejor informado. El toque de atención del presidente de Renault, que puede hacerse extensivo a otros sectores de consumo, constituye una asignatura pendiente en nuestro país. Más aún en un mercado que cuenta con el respaldo de un importante plan de estímulo a la compra cuya renovación ha anunciado recientemente el Gobierno que ha dado buenos resultados, pero que resulta obligado rentabilizar al máximo.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/3b55eb66/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A60C0A90Cempresas0C140A23428210I3290A0A30Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.