Las empresas con problemas tendrán más facilidades para renegociar su deuda con la nueva ley concursal

El Gobierno ha aprobado por decreto la nueva ley concursal. El objetivo es que esas compañías eviten el concurso de acreedores y que las dificultades económicas les arrastren a la liquidación y el cierre. La nueva norma facilita los acuerdos entre la empresa y sus acreedores. En esos acuerdos podrá haber quitas y se permitirá convertir la deuda en capital. El deudor no podrá obstaculizar la entrada de capital ajeno en su empresa si el 75% de sus acreedores así lo han acordado.

Ver vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.