El automóvil es la marca España

Las plantas de producción de coches instaladas en España aumentaron su producción un 9,3% en 2013. Con ello, han recuperado los dos millones de unidades fabricadas (2,16 millones), tras el tropezón de 2012, cuando la producción cayó el 16%. La industria automovilística española demuestra así una fortaleza que viene sustentada por las inversiones que las multinacionales del motor han venido anunciando en sus factorías instaladas aquí, en una apuesta de futuro que para sí quisieran otros sectores industriales. Algo a lo que no son ajenas la elevada productividad y eficacia de las plantas, impulsada además por un inteligente planteamiento aunque a veces muy duro de negociar de las relaciones laborales, unas plantillas altamente cualificadas y un entorno con garantías que no dan otros países, pese a que ofrezcan menores costes laborales. Esa ruta de alta calidad por la que transita la automoción esa es la verdadera marca España es a la que deben acceder otras áreas industriales para que la recuperación económica esté dotada de fortaleza real y capacidad de crear empleo. La mejor prueba de la competitividad del automóvil español es que tres de los cinco modelos más vendidos en Europa en 2013 se hacen en plantas españolas. Ahora, como en el sector turístico, solo falta la recuperación consistente del mercado interno.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/364ad112/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A10C230Cempresas0C1390A50A0A4540I276530A0Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.