¿Debería España empezar a construir casas de madera?

Parece que fue ayer cuando rodeados de familiares y amigos se disfrutaba de una agradable comida navideña, llena de ricos manjares y postres típicos de la época, y sin embargo, ya ha pasado más de un mes desde que los Reyes Magos hicieran los deseos de los más pequeños de la casa realidad colmándolos de regalos. Los mercadillos navideños echaron el cierre hace semanas, ya no queda ni rastro de esas pequeñas casitas de madera que sorprenden por sus contenidos y por el calor que desprenden. Toca volver a la realidad y olvidarse de la magia de la navidad hasta diciembre. “Las casas de madera son ampliamente utilizadas en la actualidad en multitud de eventos. Quizá los más conocidos sean los mercadillos navideños, pero también se emplean en otro tipo de ferias como las de artesanía o gastronomía” comentan desde Danico Casas de Madera.

Y es que, a pesar de que en España y en la mayor parte de la Unión Europea las casas se construyan con ladrillos. En otros lugares, principalmente aquellos que están sometidos a muy bajas temperaturas, como por ejemplo Finlandia, las casas se construyen con madera y no solo porque sea la materia prima más abundante sino también porque no es posible que el hormigón fragüe a temperaturas bajo cero. Este hecho ha motivado que la construcción en madera de estos lugares sea extraordinaria, consiguiendo viviendas prácticamente estancas con grosores de aislamiento superiores a los 30 centímetros.

Pero, como indican desde Danico Casas de Madera, “la sociedad española sigue siendo muy conservadora, mucho más de lo que se cree en general. Son pocos los que apuestan por la innovación en lo que a vivienda se refiere, el desconocimiento es lo que hace que la mayoría se decante por lo clásico. Arriesgar es a veces sinónimo de apostar por el caballo ganador, al menos, si hablamos de madera”.

Y es que, no se debe olvidar, que hablar de una construcción en madera es hablar de una casa pasiva, que además de innumerables beneficios para sus moradores, será respetuosa con el medio ambiento, algo que no está para nada de más en los tiempos que corren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.