MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

UGT alertó este jueves, tras conocerse la subida del paro en más de 70.000 personas y la pérdida de 215.000 afiliados a la Seguridad Social, de que «los bajos salarios lastran la economía y el empleo».

Pese a estos datos negativos, el sindicato recordó que este enero cerró con el menor número de parados desde 2008, al tiempo que puso en valor que más del 44% de los contratos registrados en el primer mes del año fueran de carácter indefinido.

En esta línea, señaló que sigue cayendo la temporalidad entre las personas afiliadas a la Seguridad Social, cuya tasa ha sido del 15% en enero, la mitad de la que había antes de la reforma laboral.

Asimismo, según UGT, la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.080 euros acordada este pasado martes «permitirá a millones de personas asalariadas paliar gran parte de la pérdida adquisitiva acumulada durante el año 2022, ayudando a reducir la desigualdad salarial y los altos niveles de pobreza que aún persisten hoy día en nuestro país».

No obstante, a pesar de estos avances, UGT alertó de que aún persisten problemas que hay que tratar, como el paro de larga duración, para lo que es necesario reformar las Políticas Activas de Empleo para que realmente mejoren las oportunidades de encontrar un empleo de todas las personas que llevan más de un año en situación de desempleo.

«Para ello, sin embargo, es necesario que la nueva Ley de Empleo provea a los Servicios Públicos de Empleo de los medios y recursos necesarios para desarrollar su labor de manera efectiva», añadió el sindicato.

Quizás también te interese:  Perspectivas Económicas 2023: Análisis del Sector Tecnológico en la Era Digital

Paralelamente, destacó que hay que mejorar la cobertura del sistema de prestaciones por desempleo: en el mes de diciembre, tan sólo se beneficiaron 1.838.199 personas de una prestación, de manera que la tasa de cobertura se situó en el 68,9%, superior a la de diciembre de 2021 (62,6%), pero 11 puntos menos que la registrada en el mismo mes de 2010, cuando alcanzó su máximo histórico en circunstancias ordinarias.