– Cree que Sánchez tendrá que ofrecer «alguna combinación de dinero, lengua, amnistía e incentivos» para garantizarse la mayoría necesaria para ser investido

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La revista británica ‘The Economist’ considera que, si el candidato a la reelección como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, logra formar un nuevo Ejecutivo, éste será «extremadamente inestable» porque derivará de «alguna combinación» que incluya dinero para Cataluña, concesiones en el ámbito lingüístico, amnistía a los líderes independentistas que lideraron el 1-O e incentivos «aún sin nombre».

Así se recoge en un artículo publicado bajo el título ‘Pedro Sánchez pelea por formar un nuevo gobierno en España’, en el que se pregunta si es posible que haya un gobierno que no dependa del apoyo «de quienes quieren desmembrar» el Estado. En este sentido, el texto subraya que los resultados de las elecciones del pasado 23 de julio dan «nuevamente» la llave de la gobernabilidad a los partidos nacionalistas e independentistas.

Con el PP «sin rutas» para lograr los apoyos necesarios para lograr una mayoría en una hipotética investidura de Alberto Núñez Feijóo, ‘The Economist’ señala que España está abocada a nuevas elecciones o a un Ejecutivo liderado por PSOE y Sumar con el apoyo de «quienes quieren romperla».

Para mantenerse otra legislatura en La Moncloa, Sánchez necesitaría el ‘sí’ de cinco partidos nacionalistas: ERC, Junts, EH Bildu, PNV y BNG. ‘The Economist’ considera que los partidos vascos «son los más sencillos de tratar», ya que Bildu –al que presenta como «heredero del ala política de ETA»– ha ofrecido su apoyo al PSOE para evitar un gobierno del PP, mientras que el PNV se ha mantenido leal a Sánchez y ha trasladado su ‘no’ a Feijóo.

Quizás también te interese:  Descubre las mejores oportunidades de negocios en Valdemoro: ¡Impulsa tu emprendimiento en esta próspera localidad!

ERC y Junts, en cambio, son los «más problemáticos» porque consideran que el progreso de sus reclamaciones se «han estancado». Los republicanos ya han pedido condonar los 71.000 millones de euros de deuda que tiene Cataluña con el Estado. Por el momento, la líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha apostado por permitir el uso del catalán en el Congreso de los Diputados.

JUNTS, «EL MÁS INTRATABLE»

Por su parte, Junts, «el más intratable», se mantiene en sus trece y pide reconocer el derecho a la autodeterminación de Cataluña y la amnistía a los líderes políticos que lideraron el referéndum unilateral de independencia de 2017. Cabe recordar que, en estos momentos, el PSOE necesita el ‘sí’ del partido liderado por Carles Puigdemont para que Sánchez sea investido, ya que en el recuento del voto CERA perdió un escaño en favor del PP.

En este contexto, ‘The Economist’ se pregunta si «alguna combinación de dinero, lenguaje, amnistía e incentivos aún sin nombre» podría hacer que se formara una mayoría suficiente para investir a Sánchez. Pero advierte: «un gobierno improvisado de esta manera sería extremadamente inestable».

«Cada medida legislativa requeriría de más regateo de este tipo. En la última legislatura, los opositores definieron a Sánchez como un maníaco dispuesto a hacer cualquier cosa para aferrarse al poder, una acusación que fue exagerada. Pero si cede aún más para formar una alianza con tantos partidos que no creen en la nación que quiere liderar, este retrato será mucho más fácil de hacer», concluye el artículo.