MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección el próximo 23-J, Pedro Sánchez, alertó este lunes de las posibles sanciones que podría imponer la Comisión Europea a España si el Partido Popular lleva a cabo su pretensión de «derogar» toda la acción económica y de «éxito» impulsada esta legislatura.

Así lo dijo durante la clausura de una jornada organizada por el diario económico ‘Cinco Días’ en la que abordó el «momento crítico» que vive España y las consecuencias que supondría «revertir la política económica, laboral, energética que está dando ya sus frutos», porque estas medidas aprobadas en esta legislatura «tan intensa y azarosa» han sido «acordadas» con la Comisión Europea.

Sánchez contrapuso su modelo de política económica, gestionado por un «equipazo» que lidera la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y que sitúa a España en récord, por ejemplo, en afiliación a la Seguridad Social, con un desconocido proyecto del PP que, dijo, ni siquiera quiere aceptar debatir.

«Si allí donde miremos, encontramos datos esperanzadores, contundes y objetivos» sobre el avance económico en España y una «enorme trasformación sin precedentes», Sánchez se preguntó «qué sentido tiene desmantelar las políticas que lo han hecho posible» en la disyuntiva que se presenta el 23-J.

A su juicio, esas «amenazas sociales» por parte de un Partido Popular que «exhibe un solo verbo, derogar» tiene unas «consecuencias» que «serían graves en términos de retroceso, no solo por una cuestión jurídica, que también, sino porque comportan un riesgo presupuestario real del que algunos en su empeño por derogar y deshacer parece que no son conscientes».

Quizás también te interese:  Economía de la Realidad Aumentada en la Industria de la Construcción: Innovaciones y Beneficios

Así, alertó de que «la eliminación o la revocación de medidas acordadas con Europa y ya implantadas supone en términos políticos y en términos presupuestarios contravenir el reglamento del mecanismo de Recuperación y Resiliencia». «Incumplir nuestros compromisos con Europa, que están posibilitando la llegada de los fondos europeos, tiene consecuencias claras, procedimientos sancionadores, paralización de los próximos desembolsos del plan de recuperación», avisó Sánchez.

El presidente defendió que «no es algo abstracto» porque «lo estamos viendo en otras partes de Europa» donde «hay otros socios europeos con gobiernos, en términos políticamente correctos, extraordinariamente escorados a la derecha, que ya están sufriendo esta situación», en referencia a Polonia, que hasta hace poco abonaba una multa de un millón de euros al día que ha sido reducida recientemente a la mitad.