MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El presidente ejecutivo de Ferrovial, Rafael del Pino, pide que «nadie dude» de la «continuidad» de la compañía en España ya que su plan es «mantener el empleo, la actividad, las inversiones» y seguir «contribuyendo fiscalmente, como siempre hemos hecho.»

Así lo indicó en unas declaraciones distribuidas por la compañía, días después de que anunciase su intención de trasladar su domicilio social de España a los Países Bajos a través de una operación de fusión con su filial internacional, que pasaría a ser la matriz de la constructora.

Son las primeras palabras en público del líder de Ferrovial tras a dar a conocer su decisión, en las que afirma que quieren «seguir creciendo» y están «muy ilusionados por esta nueva etapa que esperemos entusiasme también a muchos inversore».

La marcha de Ferrovial ha provocado numerosas críticas por parte del Gobierno, incluyendo al presidente, Pedro Sánchez, quien aseguró este jueves que en España hay «ejemplos extraordinariamente positivos de empresarios comprometidos» pero «no es el caso del señor Del Pino».

El líder de la constructora justificó su decisión en «una reorganización societaria acorde con el perfil de la empresa» ya que «hoy en día la actividad internacional representa más del 80% y la valoración de la compañía está situada a un 80% en nuestros activos en Norteamérica».

«Allí está nuestro mercado principal», continúo Del Pino, subrayando, no obstante, que su «presente y futuro sigue también en España y en Europa». «Vamos a ir cotizando en Madrid, al igual que aspiramos a hacerlo en Ámsterdam y vamos a presentar la solicitud para poder hacerlo en Estados Unidos», añadió.

Quizás también te interese:  Análisis de la economía en Armenia: Tendencias, Desafíos y Oportunidades