Para quien, a estas alturas, aún no sepa de qué se trata esto, el grupaje es una de las fórmulas de ahorro de las empresas que importan o exportan productos y que se ponen de acuerdo para compartir transporte y así no tener que costear, cuando no llenan por sí mismas, los camiones o carga de un avión o tren. 

Desde hace tiempo, este método es bastante habitual en las rutas de transportes en Portugal no solo hacia España sino hacia el resto de Europa. Sin embargo, si hay que decir un trayecto que funciona, ese es el que consiguen las agencias de transporte nacional para llevar producto hacia el país luso.

“Muchas empresas contratan meros lineales en un trailer. En este caso, con los grupajes, se consigue optimizar al máximo la carga en un sector en el que, con la subida de combustible y el precio de los productos, todo se ha encarecido” explican desde Transportes Petaca, que está viendo cómo esta opción empieza a ser la más demandada entre las empresas importadoras y exportadoras.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de este tipo de transporte en las agencias de transporte?

En primer lugar, consiguen que los vehículos no vayan a media carga, lo que permite optimizar al máximo la ruta tanto al ir como al volver.

“Gracias a la cantidad de producto que entra y sale por las fronteras, es cuestión de organizar y paletizar los espacios para aprovechar al máximo, abaratar el coste a nuestros clientes y también rentabilizar nuestro servicio” explican.

En segundo lugar, permite un mayor control de la carga ya que es una única agencia la que se encarga tanto de la recogida como de la entrega del producto, lo que garantiza un seguimiento que, gracias a la monitorización, es posible conocer en tiempo real.

Quizás también te interese:  Bootcamp en desarrollo web, la formación ideal para reducir la brecha digital

Finalmente, es la agencia la que adecúa al vehículo a las zonas de entrega, evitando tener que trasladar o contratar otro vehículo más pequeño cuando la entrega se hace, por ejemplo, en una zona urbana.

La logística ha sido clave para conseguir que, en los almacenes de las agencias de transporte nacional, se puedan dar las circunstancias para ofrecer este tipo de servicio a un gran número de compañías.